Mercados

La variación mínima del precio de cotización copa muchas de las consultas al Protector del Inversor

Esta oficina gestionó 13.250 solicitudes de información en 2018, un 2,3% más que las peticiones atendidas en 2017

Parqué de la Bolsa de Madrid.
Parqué de la Bolsa de Madrid. EFE

La Oficina del Protector del Inversor de la Bolsa de Madrid gestionó 13.250 solicitudes de información en 2018, un 2,3% más que las peticiones atendidas el año anterior. El 90% de las consultas fueron realizadas por inversores particulares, tal y como se recoge en el informe anual publicado por esta oficina.

Durante 2018, el Protector del Inversor recibió "numerosas llamadas", sobre la modificación de las Normas de Funcionamiento del Sistema de Interconexión Bursátil, en concreto la variación del precio mínimo de cotización 10 de los valores del Sistema de Interconexión Bursátil, recogida en la Circular 1/2018 de Sociedad de Bolsas, de 17 de septiembre.

La variación mínima del precio de cotización de 0,01 euros a 0,0001 euros generó muchas quejas y consultas, ya que, junto a esta medida, se establecía, para aquellos valores con una cotización inferior a 0,01 euros, un requisito de contratación por lotes de títulos. Como han trasladado reiteradamente los inversores particulares, en aquellos valores cuya cotización sea inferior o cercano a 0,01 euros, la única opción de contratación es por lotes de títulos, según las condiciones que las entidades depositarias establezcan.

También se recibieron muchas consultas con motivo de la opa de exclusión de Abertis. Carlos Fernández, Protector del Inversor de la Bolsa de Madrid, considera que en estos casos deben reforzarse los canales de información con los minoristas. “Las entidades depositarias deben activar los mecanismos necesarios para asegurarse de que los inversores particulares conocen las condiciones e implicaciones de la operación”, explica.

En el informe además, se recoge que como en años anteriores, se siguen recibiendo consultas, aunque son planteadas con formato de quejas, por el elevado coste de las comisiones y los gastos de custodia o de depósito de los valores de sociedades inactivas, cuyas emisiones se encuentran excluidas de cotización.

Además, continuaron llegando consultas de información sobre valores que cotizan en el Mercado AIAF, en Latibex y en el MAB. A través de las herramientas disponibles se les facilita la información solicitada o se les orienta sobre dónde deben dirigir su consulta.

En cuánto a las reclamaciones, BME explica que el número descendió en 2018 y también disminuyó el grado de conflictividad en cuanto al fondo de las cuestiones planteadas. Este descenso de las reclamaciones está determinado, en parte, porque en muchos casos vienen precedidas por una consulta previa que ayuda a evitar aquellas reclamaciones en las que no es competente el Protector del Inversor, explica el informe.

Otro aspecto a tener en cuenta este año 2018 a la hora de explicar ese descenso de reclamaciones es el elevado número de reclamaciones que han sido tramitadas como consultas, ya que se refieren a la disconformidad del inversor particular en el modo en que se han realizado las operaciones por los miembros del mercado o por las entidades financieras y que pueden llegar a resolverse con una simple aclaración por parte de esta oficina.

Normas