La venta de arte online avanza, pero pierde ritmo

En 2018 el sector movió 4.120 millones de euros, un 9,8% más que en 2017

Dos técnicos de Christie’s, durante una subasta celebrada en Londres, con la obra ‘Retrato de grupo con sandía’, de Oleg Tselkov.
Dos técnicos de Christie’s, durante una subasta celebrada en Londres, con la obra ‘Retrato de grupo con sandía’, de Oleg Tselkov.

El mercado mundial del arte online sigue creciendo un año más, pero frena en ritmo y velocidad y se dirige imparable hacia la estabilización. Durante 2018, el conjunto de estas compraventas movió en todo el planeta en torno a 4.636 millones de dólares (unos 4.124 millones de euros), un 9,8% más que en el ejercicio anterior. De 2016 a 2017, sin embargo, el aumento fue del 12,5%, un año antes lo fue del 15%, previamente el mercado creció un 24% y, de 2013 a 2014, lo hizo en un 74%. Son datos que se extraen del barómetro anual Hiscox Online Art Trade Report, presentado este martes, y que confirma una leve desaceleración.

Las previsiones de las plataformas de venta online para el próximo ejercicio, según los datos que maneja la empresa aseguradora, anticipan también un cierto frenazo. Mientras que en 2018 el 96% de ellas esperaba mejorar sus cifras durante los siguientes 12 meses, en 2019 este porcentaje cae y se reduce al 77%. Además, el 16% de las firmas implicadas reconoce que no espera ningún tipo de consolidación a lo largo de este ejercicio.

“El mercado del arte online está en crecimiento, pero 2018 no ha sido un año que realmente haya cambiado las reglas del juego. Tendremos que esperar todavía un tiempo para ver la consolidación, porque este es un sector innegablemente saturado”, explica Robert Read, director de bellas artes de Hiscox, quien reconoce también que si bien la mayoría de empresas había planeado un crecimiento más sólido, la realidad ha sido bien diferente.

Según los expertos de Hiscox, los datos disponibles ofrecen una cierta idea de cuáles serán las tendencias de los próximos meses. De todas las empresas analizadas, el 63% anticipa una etapa de fusiones entre compañías, en la que las plataformas de arte más grandes continúen absorbiendo a las entidades más pequeñas, ampliando así su alcance geográfico y sus áreas artísticas de influencia. En este sentido, en 2019 prevalecerá la línea que imperó durante los últimos meses, en los que Barnebys, el motor de búsqueda especializado en diseño, antigüedades y arte, adquirió Collectors Weekly, Simple Auction Site y el servicio de valoración ValueMyStuff, y en los que Sotheby’s se adentró más en el ambiente de las artes decorativas, haciéndose con el negocio de Viyet.

De esta forma, las grandes casas del mercado seguirán ampliando sus números. En 2018, por ejemplo, Sotheby’s vendió a través de sus canales online en torno a 200 millones de euros, 20 más que en 2017. Christie’s movió algo más de 250 millones, 35 más que en el ejercicio anterior, y Heritage Auctions 487 millones, frente a los 438 de 2017. Por eso, según los datos recopilados por la aseguradora, el 41% de las plataformas del mercado online convergerán de alguna u otra forma hacia las grandes compañías del sector.

Para cobrar mucha más importancia, al mundo online del arte le falta abrirse hueco en los rangos de precios más elevados del mercado. Según la información recopilada por la aseguradora, la mayoría de las transacciones del sector tienen lugar con aquellas piezas que no superan los 4.600 euros, disminuyendo considerablemente su impacto a medida que los precios aumentan y se acercan a los 10.000, 25.000 o 50.000 euros.

Al mundo online también le queda mucho por hacer en lo relativo a la confianza, un factor que en última instancia sigue siendo el más determinante, y el que echa para atrás a muchos potenciales clientes. En este sentido, tal y como recalcan los expertos de Hiscox, la confianza actúa como trampolín para las casas tradicionales, con un bagaje mucho más amplio y una reputación ya construida, y también como lastre para las más nuevas, muchas veces incapaces de abrirse hueco.

Uno de los mayores riesgos, y que sigue haciéndole mucho daño al sector, es el cibercrimen y el posible robo de datos personales de quienes se decantan por comprar arte a través de internet. Las casas que más confianza transmiten a los compradores son Christie’s (95% de seguridad), Sotheby’s (94%), Phillips (90%), Bonhams (86%) y DegreeArt (81%).

Normas