Textil

Inditex multiplicó por cuatro los dividendos recibidos de todas sus filiales

Estos superaron los 8.000 millones, por los poco más de 2.000 de 2017

Pablo Isla, presidente de Inditex
Pablo Isla, presidente de Inditex

Inditex recibió de sus empresas filiales y vinculadas, cerca de 400 a 31 de enero de 2019, unos dividendos de 8.170 millones de euros, una cantidad cuatro veces mayor que la registrada en el ejercicio anterior y que supera por mucho las cantidades que, en los últimos años, han sido habituales en este apartado.

Unos datos que aparecen en la memoria financiera anual publicada hace escasos días por la textil, y que coincide con la decisión de ampliar este año el pago de dividendos a los accionistas, a los que retribuirá con 0,88 euros por título, un incremento del 17,3%. Con todo, el gasto en esta partida a cierre de 2018 alcanzó los 2.335 millones, muy por debajo de los más de 8.000 que la matriz ha recaudado de sus filiales, la mayor parte de ellas internacionales.

En la memoria, Inditex explica que lleva a cabo “una política muy activa de repatriación” de fondos, sobre todo por los riesgos de tipo de cambio a los que se enfrenta por su presencia internacional. Por ejemplo, en el ejercicio 2018 sus ventas a precios corrientes crecieron un 3%, porcentaje que, según el grupo, habría aumentado al 7% a tipos constantes. Fuentes de Inditex encuadran estos movimientos en una política de concentración de recursos en la matriz.

El enorme aumento de dividendos llegó en un momento en que el Gobierno amenazaba con una mayor penalización fiscal a la repatriación de dividendos desde filiales en el extranjero, con lo que fiscalmente lo más eficiente era adelantar dividendos al año pasado. En todo caso, esa penalización fiscal, incluida en el proyecto de Presupuestos, no ha prosperado.

Mientras recibía dividendos récord de sus filiales, la matriz les inyectaba fondos por otras vías. Así, los créditos a filiales se elevaron a los 3.899 millones de euros, por los poco más de 1.000 de 2017, mientras que las inversiones en participaciones en filiales superaron los 4.000 millones, por los 2.390 de un año antes. “Los principales movimientos del ejercicio en las inversiones en instrumentos de patrimonio se corresponden con filiales participadas al 100% localizadas en Italia, Reino Unido, Holanda, Suecia y EE UU, y responden a las decisiones de la dirección del grupo en cuanto a la gestión de las operaciones”, explica la memoria. También llevó a cabo adquisiciones y ampliaciones de capital por 1.895 millones, cuando en 2017 solo lo hizo en 26. Es decir, por una parte recibió dividendos y por otra inyectó fondos en sus empresas vinculadas.

La que más inversión percibió durante el ejercicio pasado fue Zara Holding BV, una sociedad de cartera radicada en Ámsterdam (Holanda), que recibió 2.025 millones de euros. Sus fondos propios en el ejercicio se elevaron a 2.648.

Las fuentes de Inditex consultadas explican que todos estos movimientos tienen un carácter puramente “técnico” y no tienen ninguna repercusión en la generación de caja de la compañía, como tampoco en su balance ni resultados consolidados.

Alquileres

Otro de los puntos clave en las cuentas de Inditex de 2018 tiene que ver con los costes de los alquileres de sus tiendas. El grupo opera más de 7.000 como inquilino, y la nueva normativa contable NIIF 16 hará que el gasto en este concepto compute directamente en el balance, y no en la cuenta de resultados como hasta ahora.

En su presentación de resultados anuales, Inditex calculó un pasivo por arrendamiento de entre 6.500 y 6.900 millones de euros. La memoria anual aporta nuevos datos al respecto, y fija el valor de los derechos de uso entre 5.500 y 5.900 millones de euros. Con todos esos datos en cuenta, el impacto negativo que la nueva normativa tendrá sobre el patrimonio de Inditex estará entre 550 y 750 millones de euros.

Gastó siete millones en servicios de auditoría

Aumento. Inditex registró un ligero incremento en su gasto en servicios de auditoría. Durante 2018, esta partida alcanzó los 7 millones de euros, frente a los 6,8 del ejercicio anterior. Deloitte es, desde 2013, la firma que audita las cuentas anuales de la compañía textil, y por ello recibió el año pasado 300.000 euros, según consta en la memoria financiera del grupo.

Inspecciones. Inditex destaca las inspecciones fiscales a filiales en España, Francia y EE UU entre las que se están realizando.

Tempe. La firma que elabora el calzado de las distintas marcas de Inditex, Tempe, y que registró en 2018 un beneficio récord de 113 millones de euros, abonó un total de 20 millones a la matriz en concepto de dividendos, uno menos que en el año anterior.

Normas