Telefónica tira de su tele y de Netflix en su ofensiva contra Slim en México

Lanza su oferta televisiva Movistar Play en el país, donde compite con AT&T y América Móvil

Sede de Telefónica en México.
Sede de Telefónica en México.

Movimiento de relevancia de Telefónica en México, uno de los países que más complicaciones ha generado a la operadora en su expansión en Latinoamérica, y en el que compite con América Móvil y AT&T.

La teleco ha querido romper el status quo del sector en México al lanzar Movistar Play, su plataforma OTT de contenidos audiovisuales y streaming, que se comercializará junto con sus tarifas de telefonía móvil. Con este movimiento, la empresa busca mejorar la oferta de valor para sus más de 27,3 millones de clientes en el país, de los que 26,3 millones son de telefonía móvil.

La oferta televisiva incluye el acceso a Netflix, junto con series, películas y canales de compañías como Fox, Walt Disney, ESPN, Discovery y Viacom. De igual forma, ofrece contenidos de Warner Brothers, Paramount Pictures y NBC Universal. En la misma línea, la teleco ofrece los contenidos de TV Azteca, uno de los principales grupos mexicanos del sector, rival de Televisa.

Además, Telefónica incluirá Movistar Series, el servicio que ofrece las series originales producidas por la propia operadora, entre las que figuran La Peste, Arde Madrid, Virtual Hero y El Embarcadero.

La comercialización de Movistar Play en México se realiza a través de tres paquetes, Lite, Internacional y Premium, con distintos precios y contenidos.

Situación actual

Con este movimiento, Telefónica parece dar un impulso a los negocios en México, país en el que el negocio se vio penalizado en 2018 como consecuencia de la dura competencia y la regulación. Los ingresos bajaron un 6,1% hasta 1.175 millones de euros, mientras que el Oibda se redujo un 45,2% hasta 150 millones. Telefónica recogió en sus cuentas de 2018 un impacto negativo por provisión de 242 millones como consecuencia del deterioro del fondo de comercio de México.

En este contexto, Telefónica inyectó un total de 460 millones de euros en su división mexicana durante 2018, a través de dos ampliaciones de capital, la segunda a final del año. Así, la operadora amplió capital en diciembre Telefónica Móviles México por un importe de 6.550 millones de pesos mexicanos (cerca de 284 millones de euros). Con anterioridad, en marzo de 2018, Telefónica Móviles México ejecutó una ampliación de capital, en este caso por importe de 4.000 millones de pesos mexicanos (unos 176 millones de euros).

Telefónica mantuvo durante el pasado año diversas negociaciones con grupos como Cerberus para la posible venta de la filial mexicana, pero finalmente no hubo acuerdo.

En la presentación de los resultados de 2018, en febrero pasado, José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, afirmó que la operadora no estaba contenta con su negocio en México, insistiendo en que la teleco tenía la obligación de mejorar dicho activo, tanto desde el punto de vista orgánico como inorgánico. En este sentido, el directivo dijo que la empresa tenía distintas alternativas, más allá de la posible venta, como posibles acuerdos para compartir redes con otras compañías.

Llegada a Argentina

Nuevo mercado. Junto a México, Telefónica ha lanzado la oferta televisiva Movistar Play en Argentina esta misma semana. En el caso del país austral, Netflix no está todavía implementado. De esta forma, Telefónica busca reforzar su oferta frente a rivales como Cablevisión.

Presencia. La intención de la operadora es convertir a su herramienta televisiva de OTT en una de sus vías de crecimiento en Latinoamérica. Actualmente, Movistar Play ya está disponible en Brasil, Argentina, Colombia, Perú, Chile, Ecuador y México. La teleco cuenta ya con cerca de un millón de clientes en este negocio. Netflix, a su vez, está disponible en las ofertas de la firma en Brasil, Ecuador, Colombia y Chile, entre otros.

Normas