Los últimos ETF llegan con bajada de comisiones

Amundi lanza una gama con tarifa plana del 0,05%

Los últimos ETF llegan
con bajada de comisiones

El último año ha sido el del despegue de las gestoras clásicas en el sector de la gestión pasiva. Varias de las más importantes han entrado o reforzado su apuesta por estas estrategias, e incluso se han animado a competir vía precio, uno de los mayores reclamos del producto.

La pasada semana, sin ir más lejos, Amundi daba a conocer su estrategia de crecimiento en Europa –busca duplicar los activos bajo gestión de su línea de negocio de ETF, indexados y estrategia Smart Beta para 2023–, para lo que ha decidido lanzar una gama de ETF de coste “ultrabajo” denominada Amundi Prime, que aplica una tarifa plana del 0,05%.

“El precio es uno de los criterios que los inversores tienen en cuenta cuando necesitan seleccionar una solución de inversión. Más aún en el caso de la gestión pasiva, donde la presión sobre el coste es muy intensa”, explican desde Amundi.

Otra de las grandes, Fidelity, dejó de ser hace dos años la mayor gestora en patrimonio puramente activa del mundo, para dar sus primeros pasos en la gestión pasiva. “Las dos estrategias se contraponen a menudo en una suerte de pugna entre lo activo y lo pasivo, pero lo cierto es que son complementarias”, argumentaban los gestores de Fidelity en un reciente un documento de la casa.
También Goldman Sachs está a punto de lanzar una plataforma de fondos cotizados al estilo de la que ya explota en Estados Unidos, conscientes del atractivo de nuestro mercado.

JP Morgan AM se estrenó el año pasado en el mercado español, ofreciendo ETF tanto de renta fija como variable y alternativos. “Desde JP Morgan AM defendemos que los fondos cotizados no equivalen automáticamente a gestión pasiva. Lo que creemos es que son un vehículo de inversión eficiente, y lo que se coloca dentro de ellos, el motor de inversión, pueden ser estrategias pasivas puras (que denominamos Beta­Builders), beta estratégica o gestión activa”, argumenta Lorena Martínez-Olivares, responsable de ventas sénior de la gestora.

Precisamente esta entidad ha sido noticia estos días por lanzar en Estados Unidos un fondo cotizado que aplica una comisión del 0,02%.

Pero aún hay más, ya que estos días Salt Financial, responsable de un ETF que gestiona 10 millones de dólares, anunciaba su idea de pagar a los partícipes por entrar en un nuevo fondo indexado: 50 centavos por casa 1.000 dólares de inversión.

Las españolas

Comisiones. También bajo el lema de que serían las comisiones más bajas del mercado presentaba hace poco menos de un año Openbank, la banca electrónica del Santander, su alianza con BlackRock, el líder mundial en ETF o fondos indexados.

Asesoramiento. Un poco antes CaixaBank había lanzado su servicio de asesoramiento digital en fondos de inversión que permite a los clientes acceder a una cesta de fondos de inversión de bajo coste (una comisión general del 0,6%), gracias a utilizar vehículos con subyacente en activos de gestión pasiva, que replican la evolución de índices de Bolsa o de bonos.

Normas