Los inversores reciben con alzas la posible fusión entre Deutsche y Commerzbank

Commerz avanza un 7,2% en Fráncfort

Cartelería de Deutsche Bank y Commerzbank en la Bolsa de Fráncfort.
Cartelería de Deutsche Bank y Commerzbank en la Bolsa de Fráncfort. REUTERS

El mercado de valores ha recibido de forma positiva la confirmación de las conversaciones para fusionar dos de los bancos alemanes, Commerzbank y Deutsche Bank. En la apertura, ambos valores avanzan cerca del 3%, y con el paso de la jornada Commerzbank ha acelerado sus ganancias hasta cerrar con una subida del 7,2%. Deutsche, por su parte, ha subido un 4,15%. La operación lleva meses larvándose, especialmente ante la difícil situación del Deutsche Bank, incapaz de llevar a buen puerto los sucesivos planes de reestructuración.

Ambas entidades confirmaron el domingo la existencia de negociaciones y la decisión de profundizar en dichas conversaciones. Las perspectivas de retraso en la subida de tipos han actuado de acicate para la operación, pues con ellas se retrasa la esperada mejora de los márgenes de la banca. El ministerio de Finanzas alemán, por su parte, afirmó ayer que "toma nota" de la posible operación, confirmando que ha estado en contacto con las partes. El Estado tiene el 15,6% del Commerzbank.

Según Bloomberg, las conversaciones han fructificado una vez que el Gobierno alemán ha no se opondrá a los previstos recortes de empleo. De acuerdo con fuentes cercanas a las negociaciones, citadas por esta agencia, los puestos de trabajo amenazados podrían llegar a los 30.000. "Nosotros rechazamos la fusión por una serie de razones. Especialmente problemático es que con ella por lo menos 10.000 puestos de trabajo estarían en serio peligro, al margen de otros recortes a medio plazo", dijo el representante de ver.di en el Consejo de Vigilancia del Deutsche Bank, Jan Duscheck.

El formato de la operación no está claro. Deutsche Bank tiene más tamaño y podría ser el comprador, si bien en este caso necesitaría captar capital. Otra alternativa es una fusión por intercambio de acciones.

La fusión de ambas entidades crearía el cuarto banco de Europa, con activos por 1,81 billones de euros, pero con un valor de mercado de 25.000 millones, debido a la pésima evolución de las acciones. En los últimos años, ambas entidades han perdido el 90% de su valor. Commerzbank ya ha dado por imposibles sus objetivos a 2020 y aunque Deutsche los ha confirmado, ha apuntado que necesitará mayores recortes de lo previsto.

La fusión permitirá a Deutsche evitar el riesgo de un recorte de rating: su deuda subordinada está a un escalón del bono basura. Además, mejoraría sus números con la amplia base de depósitos de Commerzbank.

Gestión de activos

Alemania está decidida a la creación de gigantes nacionales también en la gestión de activos. Junto a las negociaciones de fusión entre Deutsche Bank y Commerzbank, la aseguradora Allianz está explorando la posibilidad de unirse a DWS Grupo, la filial cotizada de gestión de activos de Deutsche Bank. La unión de ambas compañías sumaría activos bajo gestión por 1,17 billones de euros.

Las negociaciones están en una fase preliminar, según Bloomberg, y parten del hecho de que DWS es una de las joyas de la corona de Deutsche Bank. La participación del 78% de Deutsche Bank en DWS está valorada en 4.300 millones de euros, a precio de mercado del viernes, y podría ser una importante moneda de cambio en las conversaciones de fusión con Commerzbank. En la apertura, las acciones de DWS se disparan más del 6% ante el interés de Allianz. 

Normas