Blackstone busca captar 8.000 millones para su fondo europeo

La gestora de Nueva York trabaja en lograr recursos para su nuevo vehículo inmobiliario

Stephen Schwarzman, presidente de Blackstone.
Stephen Schwarzman, presidente de Blackstone.

La gestora de fondos estadounidense Blackstone prevé captar hasta 8.000 millones de euros para su próximo fondo inmobiliario europeo, lo que hará superar ligeramente lo conseguido en su anterior vehículo de 2017. Así lo recoge la publicación IPE Real Assets, especializada en inversiones de estos instrumentos, que cita a su vez a un fondo de pensiones de EE UU.

El nuevo vehículo se denomina Blackstone Real Estate Partners Europe VI, que busca recursos dos años después de cerrar el anterior con 7.800 millones. La gestora que ha revelado las cifras que busca alcanzar la firma de Nueva York es un fondo de pensiones de Louisiana (EE UU), que ha aprobado aportar 66,7 millones al vehículo.

Adicionalmente reveló que las inversiones con este nuevo vehículo serán como mínimo de 75 millones de euros e incluyen como objetivos tanto carteras de inmuebles como compañías.

En Europa, España ha sido un objetivo muy relevante. Su mayor operación fue la compra a Santander del 51% del negocio inmobiliario del Popular por 5.100 millones. También se hizo con el ladrillo de la extinta CatalunyaCaixa. En el campo de las socimis, se ha hecho con Hispania, con una gran cartera de hoteles, y Testa, propietaria de viviendas destinadas al alquiler. Controla además Fidere.

En paralelo, Blackstone está a punto de cerrar el periodo de captación de recursos del que será su mayor fondo inmobiliario y el de mayor tamaño hasta hoy entre las gestoras. La firma estadounidense levantará alrededor de 20.000 millones de dólares (17.670 millones de euros)para su fondo llamado Blackstone Real Estate Partners IX (Brep IX).

El objetivo de los responsables de la firma, que tiene a Stephen Schwarzman como presidente y consejero delegado, es destinar el 60% de los recursos de su noveno vehículo a adquisiciones relacionadas con el inmobiliario, normalmente activos distressed u oportunísticos en EE UU. El resto irán destinados a Europa y Asia.

Normas