Sentencia

Dimas Gimeno sufre el segundo revés judicial en su conflicto con El Corte Inglés

La madre del expresidente del grupo pidió la anulación de los acuerdos adoptados en la junta de la patrimonial IASA de 2017, depositaria del 22% de las acciones de El Corte Inglés

Dimas Gimeno sufre el segundo revés judicial en su conflicto con El Corte Inglés

El expresidete de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, ha sufrido el segundo revés en apenas dos semanas en la ofensiva judicial que mantiene contra el grupo de grandes almacenes. En este caso, el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid ha desestimado la demanda presentada por su madre, María Antonia Álvarez, hermana del histórico presidente de El Corte Inglés, Isidoro Álvarez, contra las herederas de este, Cristina y Marta Álvarez Guil.

Estas son las principales accionistas de IASA, la sociedad patrimonial dueña del 22% de El Corte Inglés, con el 69% de su capital. El resto está en manos de Dimas Gimeno, su tío César Álvarez y su madre, María Antonia.

Esta pidió la nulidad de los acuerdos alcanzados en la junta de accionistas de la sociedad, celebrada en octubre de 2017. Para ello argumentó que se había vulnerado su derecho a la información, ya que días antes de la junta pidió una documentación relativa a los acuerdos que figuraban en el orden del día, y que no se le facilitaron. Por ello, pidió la impugnación de las cuentas, de la aplicación de resultados y de la gestión del órgano de administración.

El juez desestima la demanda y condena a María Antonia Álvarez a pagar las costas porque, entre otras cosas, la demandante no pidió anular el dividendo, aprobado en el tercer punto del orden del día. “Si se estaba en desacuerdo con las cuentas (...) se debería haber impugnado igualmente sus consecuencias, referido al apartado de dividendos, pues cualquier impugnación de lo primero afectaría a lo segundo inevitablemente”, dice la sentencia.

Esta tampoco ve que su derecho de información fuese vulnerado, ya que, según explica, María Antonia Álvarez ya conocía los temas a tratar en la junta desde que se fijó su primera convocatoria para el 4 de mayo. Entonces no pidió esa información y solo lo hizo a una semana de la junta del 11 de octubre. “De haberse solicitado esa información con anterioridad (...), menor margen tendría la demandada y más opciones tendría la demandante de ver estimada la demanda por falta de información”. La sentencia habla de “una demora injustificada” en la petición de información, pero también de una “reprochable actitud” de IASA, ya que “por muchas excusas que ponga podría perfectamente haber designado el día 9 o 10 de octubre para permitir a la demandante examinar las cuentas a aprobar”. El juez Andrés Sánchez Magro, que firma la sentencia, también refleja que María Antonia Álvarez no pidió más aclaraciones en la misma junta.

Esta también pedía la anulación de una condonación de un crédito de casi siete millones de euros concedido por IASA a dos sociedades de Marta y Cristina Álvarez Guil. La sentencia señala que esto debería ser tratado en otro procedimiento y que dicha condonación “no ha sucedido como reconoce la demandante en su escrito de conclusiones”.

Con esto, Dimas Gimeno y su entorno sufren un segundo revés en su conflicto judicial con El Corte Inglés. Hace menos de dos semanas, el Juzgado de Instrucción número 46 de Madrid archivó la denuncia presentada por Gimeno contra el ex director de seguridad de El Corte Inglés, Juan Carlos Fernández-Cernuda, al que acusaba de supuestos delitos de administración desleal, delito societario y corrupción entre particulares, decisión que el expresidente de El Corte Inglés recurrirá.

Normas