Energía

Enagás compra el 11% de Tallgrass Energy por 525 millones y entra en EE UU

La empresa que preside Antonio Llardén desembarca en el grupo de gasoductos a través de un holding de Blackstone y el fondo de Singapur. Compromete una inversión adicional de 340 millones

Enagás compra el 11% de Tallgrass Energy por 525 millones y entra en EE UU

Enagás se adentra en EE UU. La compañía presidida por Antonio Llardén se ha aliado con el fondo soberano de GIC y el gigante del capital riesgo Blackstone para entrar en la gasista estadounidense Tallgrass Energy, según ha comunicado este lunes al regulador. Ha adquirido el 10,9% de la compañía, valorado en 525 millones de euros (590 millones de dólares).

La inversión se ha realizado a través del holding que es dueño del 100% de los derechos políticos y del 43,91% de los económicos de Tallgrass. Sus acciones clase A cotizan en la Bolsa de Nueva York y cerraron ayer, antes de hacerse pública la noticia, con un alza del 2,86%, hasta los 23,76 dólares. Tiene una capitalización de mercado de 5.900 millones.

Blackstone será el socio mayoritario de ese holding, mientras que GIC tendrá una participación minoritaria. Enagás controlará un 24,9% de esta sociedad intermedia, que le permite tener el 10,9% de las acciones de Tallgrass. Esto le permitirá tener un puesto en el consejo de la compañía estadounidense.

Además, Enagás ha acordado incrementar su participación en este holding en un 3,52% adicional por un importe aproximado de 73 millones de euros, sujeto al cumplimiento de determinadas condiciones tras el cierre de la operación. La compañía presidida por Antonio Llardén ha pactado también invertir 266 millones en instalaciones TGE del grupo estadounidense. Entre ambas cantidades suma un compromiso de inversión de 340 millones de euros.

Tallgrass es una compañía de infraestructuras energéticas estadounidense, fundada en 2012. Es propietaria de tres gasoductos interestatales con un total de 11.000 kilómetros de gasoductos de transporte, 2.400 kilómetros de gasoductos de extracción de gas y un oleoducto de 1.300 kilómetros.

En el último plan estratégico de Enagás, en vigor hasta 2020 y que la compañía actualizó el año pasado, se citaban México, Perú y Chile como los países en los que, junto a EE UU y Colombia, la compañía planeaba expandirse. Inició su proceso de internalización en 2011, con la entrada en el accionariado de la planta de regasificación en México. Está presente en ocho países de tres continentes: España, México, Chile, Perú, Albania, Grecia, Italia y Marruecos. Latham &Watkins y Rothschil han sido los asesores de Enagás en esta operación.

Normas
Entra en El País para participar