Banca

Solvia asegura que la banca española volverá a liderar las ventas de activos inmobiliarios en Europa este año

El mercado optará por compras de muchas carteras menores a 1.000 millones de euros

Fachada de una oficina de Solvia en Getafe (Madrid)
Fachada de una oficina de Solvia en Getafe (Madrid)

Solvia, una de las principales plataformas de gestión de activos inmobiliarios de España, asegura que la banca doméstica volverá a liderar este año y por tercer ejercicio consecutivo las transacciones de carteras de créditos morosos y activos adjudicados (NPLs y REOs, en sus siglas en inglés), como ya lo hizo durante el pasado ejercicio.

La novedad, sin embargo, es que tras dos ejercicios seguidos, 2017 y 2018, en los que la operativa era la venta de macrocarteras de activos adjudicados y créditos morosos por parte de la banca a los fondos de inversión, en la actualidad la tendencia que ha comenzado a “cobrar relevancia son las operaciones denominadas mid-market, con volúmenes menores a los 1.000 millones de euros, que necesariamente tendrán que contar con la gestión de grandes plataformas de servicing profesionalizadas”, explica José La Roche, director de desarrollo de negocio y consultoría de Solvia un el informe distribuido ayer a sus clientes.

Una de las últimas operaciones de una gran venta de carteras en 2018 fue la protagonizada por Banco Sabadell, que se desprendió de una sola vez de todas sus carteras de activos adjudicados por 9.100 millones de euros, y de un portfolio de deuda de 2.400 millones. Tras estas ventas Sabadell “es uno de los bancos con menor exposición cretidicia”, explica Solvia.

La Roche recalca que entre las nuevas “tendencias gana protagonismo el mercado de deuda secundario, donde las operaciones se cerrarán entre fondos de inversión, y existe un creciente interés por los activos performing, que ofrecerán una mayor seguridad”.

España lleva dos años liderando el mercado de venta de activos adjudicados y créditos morosos, tras cerrar operaciones por más de 90.000 millones de euros entre 2017 y 2018. “De esta forma, se ha reducido el volumen de NPLs en España, hasta un saldo cercano a los 100.000 millones de euros”, señala el informe.

Desde 2014 a 2018, el ratio de NPL (sobre el total del crédito concedido) en la banca europea se ha reducido, según datos de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) del 6,5% al 3,4% (equivalente a 714.300 millones al cierre del 2018) al cierre del pasado ejercicio, tras transferir 470.000 millones de euros desde las entidades financieras a los fondos de inversión.

España e Italia ha sido el gran foco de atracción para la inversión internacional, concentrando el 67% de las operaciones en los dos últimos ejercicios.

En 2018 la banca española se desprendió de más de 40.000 millones de euros en activos adjudicados y créditos morosos, mientras que la italiana lo hizo en 36.600 millones y la irlandesa en 15.300 millones, la británica en 7.900 millones, la portuguesa en 5.200 millones y la griega en 3.200 millones.

Solvia explica que los REOs continúan siendo un producto muy atractivo para los inversores, que pueden alcanzar altas rentabilidades apoyados en la gestión de plataformas de servicing.

Normas