Triciclos eléctricos ¿próxima revolución en el transporte urbano?

Triciclos eléctricos ¿próxima revolución en el transporte urbano?

La firma estadounidense Gotcha añadirá a sus vehículos de alquiler nuevos triciclos eléctricos

De unos años hasta ahora la movilidad en las ciudades ha dado todo un giro de 180 grados, cada vez es más habitual ver a gente desplazándose por sus calles con patinetes eléctricos, bicicletas eléctricas y como no coches eléctricos. Además se ha popularizado mucho el alquiler de los dos primeros, lo que sin duda está ofreciendo a muchos una alternativa de transportarse más limpia, segura y económica. Y tal como hemos conocido ahora, esta revolución podría seguir adelante con la llegada de un nuevo vehículo a nuestras ciudades, el triciclo eléctrico.

El triciclo de Gotcha llegará pronto a muchas ciudades

Gotcha es una compañía de movilidad urbana que ofrece alquiler de vehículos eléctricos, como patinetes o incuso pequeños coches para realizar viajes compartidos con otras personas, una firma similar a lo que puede ofrecernos Lime. Pues bien, ahora Gotcha, con sede en Charleston, en Carolina del Sur, y que opera principalmente en campus de Estados Unidos, está a punto de añadir a su oferta un interesante triciclo eléctrico que se podrá utilizar y alquilar de la misma manera que el resto de vehículos de los que dispone la firma actualmente.

triciclo electrico
Este es el triciclo eléctrico que Gotcha ofrecerá en alquiler en Estados Unidos

Gotcha ahora va a lanzar un trike eléctrico, también conocido comúnmente como como triciclo, que puede alcanzar velocidades de hasta 40 kilómetros por hora, alcanzar una autonomía de hasta 65 kilómetros con una sola carga de su batería. Por lo tanto, se podrá llegar más lejos con este tipo de vehículo respecto de lo que podemos hacer habitualmente con una bici eléctrica o un scooter eléctrico.

Sin duda el movimiento de esta compañía podría llevar a otros actores más destacados del sector a cuestionarse también la inclusión del triciclo eléctrico entre los vehículos de su flota. Aunque hay razones para pensar que su adopción en las ciudades podría no ser tan masiva como en el caso de los patinetes y las bicicletas eléctricas. En primer lugar por el tamaño mayor de estos vehículos respecto de las otras alternativas, lo que obliga a tener lugares de estacionamiento más grandes que los otros vehículos. Además su tamaño y potencia podría no adaptarse a la regulación actual, necesitando quizás incluso una matrícula y seguro para funcionar.

En cualquier caso se trata de un nuevo actor en la movilidad de las ciudades, que seguro tendrá cabida en ellas en un futuro próximo, siendo un vehículo fácil de conducir e incluso menos peligroso que la bicicleta o el scooter.

Normas