Automoción

Gestamp refinancia 171 millones de deuda con Mitsui

Cierra una extensión verde de sus líneas de circulante y renegocia los vencimientos de su crédito sindicado por 800 millones

Gestamp refinancia 171 millones de deuda con Mitsui

Gestamp quiere aprovechar los últimos meses de tipos de interés cero para poner orden en su pasivo. La compañía pilotada por Francisco Riberas pactó con su socio japonés, Mitsui, la refinanciación de 171 millones de euros que le había concedido a su filial Gestamp North America, según revela en su informe financiero anual.

Ambas partes acordaron la extensión de este pasivo, que vencía en el próximo mes de diciembre. Han estructurado su vencimiento en tres tramos iguales que deberán ser amortizados en 2020, 2021 y 2022. Paralelamente, la empresa ha decidido liquidar una parte de este préstamo por valor de 22 millones que perecía también en diciembre.

Mitsui entró en el accionariado de Gestamp en 2016. Adquirió el 12,5% por 416 millones, que se ampliaron a 466,7 millones por los resultados de 2017. El pacto obligaba a Gestamp a salir a Bolsa. El precio se volvió a ajustar en noviembre de acuerdo a la evolución de la acción.

El pacto entre Gestamp y Mitsui se enmarca en las negociaciones que ha mantenido el grupo de piezas de automóviles con sus acreedores a inicios de año. Al tiempo que pactaba con la corporación japonesa, Gestamp ha acordado con BBVA la extensión de una línea de crédito por hasta 325 millones. La principal característica es que Gestamp podrá rebajar el coste de financiación si obtiene una certificación ESG (evalúa criterios medioambientales, sociales y de gobernanza) que expide la auditora Vigeo Eiris. En ese caso podrá reducir en 2,5 puntos básicos el diferencial que paga con respecto al euríbor.

Gestamp también ha conseguido refinanciar los 532 millones del préstamo sindicado que firmó en 2013. Y que amplió en 340 millones más. Los acreedores –entre los que se encuentran BBVA, Santander, Sabadell, Bank of America Merrill Lynch, Bankinter, Barclays o BNP Paribas, según los datos recopilados por Bloomberg– han accedido a retrasar el vencimiento de 324 millones de 2020 y 2021 al 30 de abril de 2023. El nuevo acuerdo mantiene la prohibición de que Gestamp reparta más de un 50% de su beneficio bruto en dividendos, así como la obligación de mantener la ratio de deuda frente al ebitda en tres veces.

Normas