Banca

Deutsche prevé sumar un 40% más de clientes en España en cinco años

Sousa dice que el banco vende más “préstamos a las 21,00 horas que en todo el día”, gracias a la app

Fernando Sousa, director general de banca comercial del banco
Fernando Sousa, director general de banca comercial del banco

Deutsche Bank ya no quiere irse de España. De hecho, su objetivo es reforzar su apuesta por este país en banca comercial, la pata más débil durante los años de la crisis financiera y de la que la anterior cúpula del grupo quería desprenderse al no considerarla rentable. En octubre del 2017, la firma alemana decidió retirar los libros para la venta de su filial en España y anunció que continuaría operando en el país. Hasta entonces negociaba su venta con Abanca.

Ahora, la entidad asegura que ha recuperado músculo, y espera crecer un 40% en número neto de clientes en banca de particulares en España en los próximos cinco años. Su objetivo es llegar a sumar un total de 850.000 clientes, frente a los 620.000 con los que cuenta en la actualidad, según ha explicado su director general de banca comercial, Fernando Sousa, que lleva 29 años en el banco. Este ejecutivo asegura que desde que el grupo cambió su cúpula “ningún cliente ha vuelto a preguntar por la venta de la filial española”.

El directivo ha explicado, no obstante, que pese a la idea de la matriz de vender esta división en España y a la crisis financiera por la que ha atravesado el país, la banca minorista de Deutsche en España captó en cinco años un 37% más de clientes. La red de Deutsche es prácticamente la única que permanece en España de un banco extranjero. Como casi todos los bancos comerciales españoles, el producto estrella de Deutsche ha sido y será las hipotecas. Deutsche Bank España cuenta con 80.000 hipotecas, y el objetivo es repetir el crecimiento del pasado año del 20%. “De momento, diciembre, enero y febrero han sido meses muy buenos en la venta de hipotecas”, declara Sousa. Este negocio suma 7.772 millones de euros.

Su otra actividad estrella son la venta de fondos de inversión, ahora estructurados. Con arquitectura abierta, el 70% de los fondos que vende son de terceros.

Deutsche apuesta por las grandes oficinas (cuenta con 181 en España), destinadas al asesoramiento. El banco, de hecho, busca ahora unos 50 asesores. La prueba de que el cliente solo va a la oficina a firmar una hipoteca o a que le asesoren es que “vendemos más préstamos a las 21,00 horas (por el uso de la app) que durante todo el día”, dice Sousa.

 

 

Normas