Industria

Tubacex logra en 2018 un beneficio de 17,4 millones

La sociedad abandona las pérdidas que sufrió en 2017

El fabricante alavés de tubo de acero inoxidable Tubacex ha cerrado 2018 con un beneficio de 17,4 millones de euros, frente a las pérdidas de 19,7 millones que registró en el ejercicio anterior, según ha informado la compañía este jueves.

El resultado bruto de explotación (ebitda) fue el pasado año de 69,6 millones de euros, la cifra más alta desde 2008 y un 168,2 % más que en 2017 cuando se quedó en los 25,9 millones. Además las ventas ascendieron a 677,3 millones de euros, un 38,1 % por encima de 2017.

La deuda se situó en 254,5 millones de euros, 1 millón más que en el cierre del ejercicio anterior. En este sentido la empresa remarca que fabrica contra pedido para proyectos específicos y que por ello la deuda está estrechamente vinculada con el capital circulante, que en 2018 se situó en 222,2 millones de euros, 29,2 millones más que en 2017.

Ese capital circulante se encuentra en su mayor parte vendido y representa el 86,6 % de la deuda.

El consejero delegado de Tubacex, Jesús Esmorís, ha opinado que estos resultados permiten afirmar que la empresa sale "de la crisis más larga del sector del petróleo con una estructura reforzada" para aprovechar el crecimiento de los próximos años, donde el objetivo es convertirse en el primer proveedor de soluciones tubulares en altas aleaciones.

Tubacex, con sede en Llodio (Alava), dispone de plantas de producción en España, Australia, Italia, Estados Unidos, La India, y Tailandia y presencia comercial en 38 países.

Normas