Fusiones bancarias

Abanca renuncia ahora a lanzar una opa sobre Liberbank, pero no a crecer con compras

Escotet lleva meses preparando la operación ahora frustrada, pese a ello el banco gallego seguirá buscando oportunidades en España, incluido el banco de origen asturiano

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet.
El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet. EL PAÍS

Abanca ha decidido dar marcha atrás a su pretensión de lanzar una oferta pública de acciones (opa) sobre Liberbank en la actualidad ante la falta de apoyos de los principales accionistas del banco de origen asturiano. La reprimenda de la CNMV, en la que daba 10 días hábiles a Abanca para comunicar si lanzaba una opa o no conforme a la ley, y sobre todo el apoyo “unánime” del consejo de Liberbank a seguir con las negociaciones con su fusión con Unicaja trastocaron los planes de la firma que preside Juan Carlos Escotet por segunda vez en dos años.

Pese a ello, el proyecto de Escotet de seguir creciendo con compras tanto en España como en Estados Unidos se mantiene. Aunque según apuntan los expertos, el banquero tiene muy complicado lograr lo que era su objetivo hasta el lunes, convertir Abanca en el sexto banco del país. Pese a ello, fuentes del banco aseguran que seguirán buscando oportunidades para comprar en España, entre los que se incluye nuevamente Liberbank.

Su idea es volver a la carga con el banco de origen asturiano tras la presentación de la due dilligence de Unicaja y LIberbank, momento en el que se volverá a fijar, ya con los fundamentales de ambos bancos sobre la mesa, la ecuación de canje para los accionistas del banco resultante, y que ahora es de 60% para Unicaja y 40% para Liberbank.

Entonces será el momento en el que los grandes accionistas de Liberbank puedan decidir si les conviene la oferta de Unicaja o la de Abanca. 

La entidad de origen gallego comunicó poco antes de que se abriese el mercado del martes la decisión adoptada por su consejo, y cuya redacción fue muy complicada, ya que pretendía abordar todas las razones que la llevaron a abandonar su objetivo. “Abanca y su accionista de control han decidido renunciar a su interés en promover la posible operación corporativa entre Abanca y Liberbank y, en consecuencia, no formular una opa sobre Liberbank”, señala el hecho relevante enviado a la CNMV.

Abanca y sus accionistas (aunque la mayoría de su capital está en manos de Escotet) señalan que durante el conato de oferta actuaron conforme a la “normativa aplicable” y “guiada por la buena fe”. La entidad gallega reconoce, además, que llevan meses trabajando en la operación. Las autoridades supervisoras, de hecho, tenían conocimiento de la operación, aunque de forma oficiosa. Abanca, además, explica que en todo momento “ha extremando las medidas tendentes a la salvaguarda de la confidencialidad durante la fase preparatoria de la operación” .

Por ello acusa, en el meditado remitido a la CMNV, a las “indeseadas filtraciones, totalmente ajenas a Abanca y su accionista de control” la necesidad de publicar el hecho relevante del viernes. “A partir de ese momento” relata, su intención no ha sido otra que “tratar con la debida transparencia las sucesivas actuaciones”.

Abanca anunció el pasado viernes en sendas comunicaciones a la CNMV su interés en lanzar una opa sobre Liberbank a un precio de 0,56 euros por acción, pero reclamaba antes poder acceder a sus libros para revisar el balance, algo que el organismo que preside Sebastián Albella le recriminó.
De cualquier forma, Albella aseguró ayer que el organismo supervisor está a favor, en términos generales, de que las compañías faciliten la revisión de su documentación cuando haya una opa. El directivo señaló que la decisión es exclusivamente de la compañía, pero que la CNMV no estaría en contra de que Liberbank hubiera decidido facilitar a Abanca el acceso a su documentación.Estamos a favor de que cuando hay ofertas planteadas, seriamente y de buena fe, las compañías faciliten su realización, posibilitando la revisión de documentación, el famoso due diligence. La decisión es exclusivamente suya, pero no quiero ningún malentendido en el sentido de que nosotros tuviéramos algún criterio contrario a que la decisión de Liberbank hubiera sido facilitar el acceso a la revisión de documentación” , explicó Albella en el foro Bloomberg Capital Markets Forum.

La renuncia de Abanca a seguir con su objetivo de lanzar una opa sobre Liberbank provocó ayer que los títulos de este segundo banco cayeran un 9,66%, para situar la acción a 0,42 euros. Las acciones de Unicaja descendieron un 2,35% y se colocaron a un precio de un euro por título.

Normas