Colonial rebaja un 23% el beneficio por la menor revalorización de sus activos

La cartera de activos alcanza un valor de 11.348 millones y las rentas por alquileres mejoran un 23%, hasta los 347 millones

Desde la derecha, Juan José Brugera, presidente de Colonial, y Pere Viñolas, consejero delegado.
Desde la derecha, Juan José Brugera, presidente de Colonial, y Pere Viñolas, consejero delegado.

Colonial sigue creciendo a un ritmo muy consistente. La histórica inmobiliaria catalana, ahora con la figura fiscal de socimi, ingresó por rentas (alquileres) un 23% más el pasado año, hasta alcanzar los 347 millones de euros, según informó este martes la empresa a la CNMV en sus resultados anuales. El beneficio, sin embargo, se redujo un 23,1%, hasta los 525 millones de euros.

Esta rebaja de la ganancia se produce debido a que el año anterior hubo una importante plusvalía por la venta del edifico In&Out en París por 450 millones. Además, se vio afectada por una menor ritmo de revalorización de los activos, un apartado que se incluye para calcular el beneficio según los criterios contables de EPRA (que siguen las grandes inmobiliarias europeas).

Colonial cerró el año con un valor bruto de los activos de 11.348 millones de euros, un relevante incremento del 22%, en gran medida debido a la integración de Axiare, la socimi por la que lanzó una opa de 1.450 millones en noviembre de 2017. Adicionalmente, los nuevos proyectos de construcción de edificios de oficinas y los planes de inversión, el último el llamado Alpha IV, han mejorado ingresos y valoraciones. El valor neto de esa cartera (NAV) se revalorizó aún más, un 36%, hasta los 5.098 millones.

“Mantenemos una excelente expectativa de crecimiento por los proyectos en los que seguimos trabajando”, asegura Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial, desarrollos tanto de rehabilitación como de nueva construcción en las ciudades donde opera, que son Madrid, París y Barcelona. Viñolas opina que ni siquiera la incertidumbre por aspectos externos como el Brexit o la apertura del calendario electoral en España afectará a los resultados previstos, ya que piensa que a su negocio de oficinas en zonas prime un posible cambio de ciclo le afecta menos y más tarde: “Difícilmente nos haría cambiar las previsiones para 2019”. De hecho, la empresa mantiene su objetivo de llegar a los 500 millones en rentas en un plazo de tres o cuatro años.

La compañía destaca en un comunicado que los precios de los alquileres de sus oficinas en Barcelona se comportaron mejor, un 10% más caros, que Madrid (8% de incremento) y París (5%). “Se han normalizado en Barcelona”, según Viñolas, tras un peor comportamiento coincidente con el momento más crudo del procés.

Propone un dividendo un 11% mayor

El consejo de administración de Colonial propuso un dividendo de 20 céntimos con cargo a 2018, lo que supone un 11% de incremento anual.

En el capítulo financiero la inmobiliaria presentó un endeudamiento neto de 4.680 millones de euros, un 52% más.

Normas