Distribución

Dia negocia el 40% de su capital en Bolsa desde que Fridman anunció la opa

El órdago de Fridman atrae a grandes fondos y aleja a minoristas; el efectivo movido Dia por se acerca al de valores como BBVA o Telefónica

Dia desde l aopa pulsa en la foto

Las opas son el momento elegido por los gestores para desembarcar en un valor, presionar al inversor que lanza la opa para que suba el precio y embolsarse las plusvalías. La situación de Dia y la negociación entre la cúpula, la banca y Letterone para estabilizar a la compañía, que salga de la causa de disolución y evite el concurso de acreedores, no han expulsado a los fondos.

La ganancia en la opa sería del 17,4% sin necesidad de que Fridman suba el precio desde los actuales 0,67 euros por acción respecto al cierre de ayer. Si la operación está apalancada por 10, las plusvalías llegarían al 174%.

DIA 0,51 2,60%

Desde el 5 de febrero, cuando este fondo controlado por el magnate ruso Mijail Fridman anunció su opa por Dia, el mercado ha visto cómo el 40% de los 442 millones de acciones de la compañía que se cambian libremente en Bolsa ha cambiado de manos, según Bloomberg. En concreto, se han negociado más de 184 millones de títulos. En este cálculo se descuenta el 29% del capital controlado por Letterone, equivalente a 180,5 millones de títulos. Si comprara más acciones, tendría que lanzar una opa obligatoria a un mínimo de 3,73 euros por título.

En efectivo estos movimientos suponen la transacción de unos 123 millones de euros. Una cifra solo comparable a los grandes del Ibex. En las últimas tres semanas, Telefónica movió 200 millones y BBVA, 300 millones de euros. Muy por encima queda Santander, que movió 1.600 millones en este mismo periodo. Estas operaciones apuntan a una salida en masa de los accionistas minoritarios que aún mantenían sus posiciones. Y, paralelamente, la llegada de grandes fondos.

Según los datos de la CNMV, que recopilan las participaciones superiores al 3% y al 1%, cuando el accionista tiene su sede en un paraíso fiscal, Goldman Sachs y Credit Suisse han incrementado sus posiciones en el valor. El primero declara un 5,69% y el segundo, un 1,11%. La sindicatura encabezada por el empresario canario Pedro Gómez-Pablos ha pasado de atesorar un 3% a un 3,4%.

Ampliando el objetivo a participaciones más pequeñas, de acuerdo a los datos de Bloomberg, Lyxor, Deutsche Bank y Allianz, entre otros, han incrementado su posición, mientras que Invesco la ha reducido. También lo han hecho dos bajistas Marshall Wace y Citadel, que llegaron a amasar más de un 1%.

El papel de estos fondos se antoja crucial para que triunfe uno de los dos planes para salvar la compañía: el que defiende el inversor ruso o el que han puesto encima de la mesa la cúpula de la empresa con el apoyo de la banca. La primera cita es la próxima junta de accionistas del 20 de marzo, donde se votará la ampliación de capital de 600 millones con la que la empresa pretende restituir el equilibrio patrimonial. La opa de Fridman está condicionada a que esta operación no salga adelante. Necesita que dueños de la mitad más uno de las acciones que acudan a la junta voten en contra.

La segunda condición es que la acepte, al menos, el 35,5% del capital. Fridman se acogió a un artículo de la normativa que le permite lanzar la opa a 0,67 euros por título, por debajo del precio más alto al que adquirió acciones en los últimos 12 meses. El éxito final de la operación depende de que, al menos, una decena de los grandes fondos y hedge funds digan sí a Fridman por segunda vez.

 

Albella vigila toda la información relativa a la opa

Máximo control. El presidente de la CNMV, Sebastián Albella, aseguró ayer que las eventuales investigaciones de la Fiscalía al entorno de Fridman serán tomadas en cuenta por el supervisor. Este debe aprobar el folleto de la opa sobre Dia a 0,67 euros por acción. Esta operación es una de las que más atención está generando por parte de la CNMV, sentenció.

Normas