Banca

Abanca plantea una posible opa por Liberbank a 0,56 euros por acción

El banco gallego condiciona la operación a reunirse con el consejo de Liberbank antes del 1 de marzo

Abanca plantea una posible opa por Liberbank a 0,56 euros por acción

Abanca sigue siendo una caja de sorpresas, lo mismo que su presidente, Juan Carlos Escotet. La entidad gallega no ha concluido aún la compra de la filial española de la portuguesa Caixa Geral y ya ha decidido embarcarse en una nueva operación de mayor envergadura. Abanca comunicó al consejo de administración de Liberbank el viernes tras el cierre del mercado su “firme interés” en Liberbank, para lo que lanzaría una opa para hacerse con el 100% de su capital. En esta comunicación, remitida por carta también a la CNMV, Abanca reconoce que ya ha mantenido contactos con varios de los principales accionistas de Liberbank.

Explica que está dispuesto a desembolsar 1.717,26 millones de euros por Liberbank, lo que supone pagar 0,56 euros por acción, “ajustado, en su caso, en el importe de cualquier distribución de dividendos o fondos propios que realice Liberbank a sus accionistas entre la fecha de esta carta y la liquidación de la oferta”. Abanca explica que ha tomado como referencia el precio de cotización de Liberbank del pasado 21 de febrero. Y añade que, el precio ofrecido representa una prima de 0,17 euros por cada acción del banco que dirige Manuel Menéndez, “equivalente a un 44% de incremento sobre aquel”. Esta prima, asegura la entidad presidida por Escotet “compara muy positivamente con la media de la prima ofrecida en operaciones similares recientes tanto en España como en otros países de Europa”.

Abanca recalca, de hecho, que cree “firmemente que la operación representa una gran oportunidad que pondría en valor a Liberbank y ofrecería una contraprestación muy atractiva para sus accionistas”. Además, indica en la carta su compromiso de, tras consumar la operación, fomentar la obra social en las regiones donde Liberbank tiene mayor arraigo histórico y desarrolla principalmente su actividad, en colaboración con sus accionistas históricos.

Abanca también mantiene la obra social de las antiguas cajas gallegas origen de esta entidad. Escotet sabe que esta apuesta gana puntos en las regiones de origen de Liberbank y de sus fundaciones.

La contraprestación de la oferta sería en efectivo para acciones de Liberbank que representen un máximo del 75% de su capital social y se ofrecería a sus accionistas titulares de entre el 25% y el 45% del capital la posibilidad de canjear su participación por títulos de Abanca.

De esta manera, se permitiría a todos los accionistas de Liberbank que así lo deseasen recibir el precio de la oferta íntegramente en efectivo y, simultáneamente, que sus accionistas históricos, entre otros y si así lo desean, permanezcan en el capital con representación en los órganos de gobierno de Abanca, además de los derechos que legalmente les correspondan por estar en el capital de la entidad gallega.

Los principales accionistas de Liberbank son las fundaciones de Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria, además del fondo Oceanwood, dueño de un 17%; el mexicano Ernesto Tinajero, con un 7,4%, o la familia Masaveu, propietaria de un 5,5 %.

La noticia del interés de lanzar una opa por Liberbank, adelantada por Expansión, supuso ya la suspensión de cotización a primeras horas del viernes de las acciones de esta firma, pero tras su vuelta al parqué Liberbank se disparó en Bolsa, para cerrar con una subida del 19,90%.

La oferta de Abanca se produce en plenas negociaciones de fusión de la entidad que dirige Manuel Menéndez con Unicaja, cuyos títulos sufrieron el efecto contrario al retroceder un 4,20%. Fuentes del banco andaluz afirmaron el viernes que ellos, de momento, mantienen sus planes para analizar su unión con Liberbank, cuyas conversaciones fueron reconocidas el 12 de diciembre. Esta operación fijaba inicialmente un canje de 60% de Unicaja por el 40% de Liberbank.

La consumación de la oferta de Abanca estaría condicionada a la obtención de las autorizaciones regulatorias necesarias y a que alcance la mayoría del capital social de Liberbank. Abanca explica que esperará la respuesta de Liberbank para avanzar con la operación hasta el próximo 1 de marzo. Si no ha obtenido confirmación a la información solicitada para llevar a cabo “la revisión confirmatoria”, la comunicación podrá quedar sin efecto.

El diario Expansión ha publicado hoy que Abanca prepara una opa sobre Liberbank. Esta entidad ha explicado a la CNMV; no obstante, que "hasta el momento no se ha recibido hasta la fecha ninguna oferta concreta que se corresponda con el contenido de dichas noticias ni está en conversaciones para llevar a cabo ninguna operación estratégica distinta de la comunicada en el hecho relevante de fecha 12 de diciembre 2018 [fusión con Unicaja], en la que, a este fecha, continúa trabajando". Tampoco Abanca citó en una primera comunicación al regulador esta misma mañana negociaciones con Liberbank, sino con sus accionistas.

Exclusión del mercado sin definir

Tres meses de plazo. Abanca explica en su carta que una vez consumada la opa, Liberbank se integraría con Abanca para crear “una de las entidades más sólidas y solventes del sector financiero español”, con una presencia “muy destacada” en el Norte de España, Extremadura y Castilla-La Mancha. La combinación conllevaría la exclusión de cotización de Liberbank durante el periodo de integración de ambas entidades, completado el cual se iniciaría la admisión a cotización de la entidad resultante “en el momento en el que lo aconsejen las condiciones de mercado”. Abanca señala también que la oferta se fundamenta en la información de carácter público disponible sobre Liberbank y su negocio, por lo que para poder adoptar una decisión definitiva, necesita llevar a cabo una revisión confirmatoria de determinados aspectos relativos a Liberbank y su grupo. En esta línea, ha confirmado que cuenta con asesores (como Bank of America Merrill Lynch y su asesor legal Linklaters). y recursos materiales y humanos suficientes para cometer este proceso de revisión de manera “inmediata” y estaría en disposición de finalizarlo en un plazo no superior a tres semanas desde que se le facilite la información, “sin que ello suponga ninguna disrupción en el negocio de Liberbank”.

Normas