Telefónica eleva el beneficio un 6,4% en 2018 y mantiene el dividendo para el nuevo año

Reduce la deuda a 40.400 millones tras las últimas desinversiones

acciones telefonica pulsa en la foto

Telefónica ya se ha examinado de las cuentas del pasado año. La operadora registró un beneficio neto de 3.331 millones de euros en 2018, un 6,4% más que en el ejercicio anterior. En el cuarto trimestre, no obstante, baja un 11,9% hasta 610 millones. Los mercados parecen haber visto bien los resultados. Las acciones de la teleco suben a la apertura cerca de un 1%, y avanzan en torno a un 5% en la semana. Con esta subida, la compañía ha recuperado los 40.000 millones de euros en términos de capitalización bursátil.

La compañía que preside José María Álvarez-Pallete ha confirmado la remuneración al accionista para 2018 y anunciado la correspondiente a 2019. En el primer caso, la compañía tiene pendiente el pago de 0,20 euros por acción, que se realizará en junio. En el segundo, Telefónica repite el mismo dividendo que en 2018, de 0,40 euros por título (0,20 euros por título se pagarán en diciembre de este año, y otros 0,20 euros en junio de 2020), una cantidad esperada por el mercado. "Anunciamos un dividendo para 2019 estable, sostenible y atractivo de 0,40 euros por acción en efectivo, soportado por una sólida y consistente generación de caja", ha señalado Pallete en el informe remitido a la CNMV.

Los ingresos suben un 2,4% en términos orgánicos, por encima del objetivo de la propia compañía, pero bajan 6,4% reportados como consecuencia de factores como la depreciación de las monedas, hasta situarse en 48.693 millones de euros. En el cuarto trimestre, la operadora señala que el volumen de negocio acelera su crecimiento orgánico al 3% (0,7 puntos porcentuales frente al trimestre anterior), hasta 12.917 millones (baja un 1,9% orgánico), por encima de las previsiones del mercado. La operadora se ha apoyado en la mejora de los ingresos por servicios, que suben un 1,3%, y el fuerte avance de la venta de terminales, que aumentan un 18,5%.

El Oibda se reduce un 3,8% en términos reportados pero sube un 3,5% en términos orgánicos en el ejercicio hasta situarse en 15.571 millones de euros. En el cuarto trimestre se reduce un 9,6% reportado (sube un 2,3% en términos orgánicos), hasta 3.537 millones de euros. El margen Oibda se sitúa en el 27,4% en el cuarto trimestre, 2,3 puntos porcentuales menos interanual, y en el 32,0% en términos orgánicos, 0,2 puntos menos. En el conjunto del año alcanza el 32%, 0,9 puntos porcentuales más, y el 32,3% orgánico, 0,3 puntos más.

En este último trimestre, la operadora ha recogido distintos impactos especiales por un importe de 472 millones de euros, como los gastos de reestructuración, por 363 millones; el deterioro total del fondo de comercio de México, por 242 millones. Por el contrario, el ajuste por hiperinflación en Argentina tiene un impacto positivo de 80 millones; la adopción de la normativa contable NIIF 15, de 40 millones; y la venta de torres, de 19 millones.

El flujo de caja libre excluyendo espectro aumentó un 5,3% hasta 5.578 millones de euros. Con esta evolución, la deuda se situó al cierre de diciembre en 41.785 millones de euros, un 5,3% menos interanual, frente a una estimación del mercado de 42.270 millones. La empresa ha destacado que acumula siete meses consecutivos de reducción del apalancamiento.

Telefónica ha precisado que con las desinversiones cerradas en las primeras semanas del año, como las ventas de Antares o las filiales de Centroamérica, la deuda neta se reduciría en cerca de 1.400 millones adicionales. De esta forma, la deuda se situaría en 40.400 millones, según ha destacado Pallete en la conference call con analistas que ha seguido a la presentación de las cuentas. De esta forma, el ratio de deuda neta frente a Oibda se situaría tras las desinversiones en 2,61 veces, frente a las 2,66 veces de final de 2017.

El capex bajó un 1,3% en términos orgánicos y un 6,6% reportado en el conjunto del ejercicio, hasta 8.119 millones de euros. En el cuarto trimestre el descenso es más acusado. Así, la inversión desciende un 13,9% en términos orgánicos y un 10,9% reportado.

De cara a 2019, Telefónica prevé un aumento de los ingresos en torno al 2%, con un crecimiento del Oibda también del 2%. A su vez, el ratio de capex frente a ventas, sin incluir espectro, se situará en el entorno del 15%, por debajo de los últimos años.

Por regiones, Telefónica España eleva sus ingresos un 0,4% en el ejercicio y un 0,3% en el último trimestre, hasta 12.706 millones de euros. De esta forma, España se refuerza como el primer mercado en aportación de ingresos del grupo, con más del 26% del total.

En su informe, la operadora destaca la sólida actividad comercial y la aceleración del crecimiento de los ingresos por servicios entre octubre y diciembre, que aumentan en este periodo un 0,6% interanual (0,8 puntos porcentuales más intertrimestrales), apoyados en el área residencial y corporativo. La operadora ha destacado el crecimiento del 10,9% del flujo de caja operativo.

Brasil crece un 0,3% en términos orgánicos, pero baja un 15,8% reportado como consecuencia de la depreciación del real, hasta 10.126 millones. En el cuarto trimestre hay una mejora puesto que el crecimiento orgánico es del 0,5%.

En Reino Unido, O2 eleva sus ingresos un 5,4% orgánico en el ejercicio (un 3,8% reportado), hasta 6.790 millones de euros, mientras que Alemania baja un 0,1% orgánico y sube un 0,3% reportado, hasta 7.320 millones.

Hispanoamérica Sur crece un 9,6% orgánico (baja un 18,8% reportado por las monedas y la hiperinflación argentina), hasta 6.677 millones de euros. En el cuarto trimestre, el crecimiento orgánico es del 11,1%. A su vez, Hispanoamérica Norte baja un 1,2% orgánico y un 5,9% reportado, hasta 4.075 millones de euros.

Telxius, finalmente, eleva su volumen de negocio un 11,6% en términos orgánicos (un 8,4% reportado), hasta 792 millones de euros. 

La base de accesos del grupo Telefónica se situó en 356,2 millones al término del ejercicio, prácticamente estable interanualmente. La empresa destacó la fuerte actividad comercial enfocada en clientes de alto valor durante el cuarto trimestre, con una ganancia de 5,8 millones de clientes de móvil 4G; 2,2 millones de clientes de contrato móvil, con avances en Brasil y Alemania; 447.000 líneas de banda ancha de alta velocidad, y 30.000 clientes de televisión de pago.

Pago de intereses

Telefónica registró un fuerte descenso en los gastos financieros y el pago de intereses. Así, los gastos financieros netos del cuarto trimestre, se situaron en 380 millones, con una mejora de 91 millones con respecto al mismo periodo del año anterior, principalmente por la reducción de deuda y su coste medio, así como por el impacto positivo del ajuste por hiperinflación. En enero-diciembre totalizan 955 millones, frente a los 2.199 millones de 2017.

Los pagos de intereses en los doce meses de 2018 bajaron un 5,2% interanual, hasta 1.636 millones de euros, situándose el coste efectivo de los últimos 12 meses en el 3,41% a diciembre de 2018 (3,45% a septiembre de 2018).

En 2018, la actividad de financiación de Telefónica asciende a aproximadamente a 12.494 millones de euros equivalentes (sin considerar la refinanciación de papel comercial y préstamos bancarios a corto plazo) y se centra en mantener una sólida posición de liquidez, así como en refinanciar y extender los vencimientos de deuda (en un entorno de tipos bajos). Así, a cierre de diciembre, el grupo tiene cubiertos los vencimientos de deuda durante los próximos dos años. La vida media se sitúa en nueve años, frente a 8,1 años en diciembre de 2017.

El gasto por impuesto asciende a 1.621 millones de euros, frente a 1.219 millones en 2017). En este sentido, la teleco indicó que el pago de impuestos ascendió a 865 millones en el año 2018 y se reduce un 14,0% interanual, principalmente por mayores devoluciones de impuestos de ejercicios anteriores y el efecto de tipo de cambio. 

Impacto de los tipos de cambio

La depreciación frente al euro de las divisas a las que Telefónica tiene exposición, especialmente del real brasileño y del peso argentino, tiene un impacto negativo en los resultados reportados de la compañía. En el cuarto trimestre, la evolución de los tipos de cambio reduce en 7,2 puntos porcentuales el crecimiento interanual de los ingresos y en 7,8 puntos el del Oibda. En el año, el impacto negativo es de 8,2 y 9,3 puntos porcentuales, respectivamente. La teleco indica, no obstante, que el impacto negativo de la depreciación de monedas a nivel Oibda, de 1.511 millones en 2018, se reduce significativamente en términos de generación de caja (-508 millones), ya que la depreciación supone también menores pagos por capex, impuestos y dividendos a minoritarios. Asimismo, la evolución de los tipos de cambio supone una reducción de la deuda financiera neta de 213 millones en los últimos 12 meses.

Normas