Tendencias

DWS explica cómo la tecnología impulsa el mercado de infraestructura europeo

El cambio tecnológico representa un factor clave para el sector de la infraestructura

DWS ha lanzado su informe European Infrastructure Strategic Outlook para 2019, que describe cómo las megatendencias clave a largo plazo, incluyendo la digitalización, los cambios urbanos, demográficos, ambientales y tecnológicos, influyen en la inversión en infraestructura. Hamish Mackenzie, responsable de infraestructura en DWS, señalan que "la tecnología es un verdadero impulsor de la innovación y la gestión activa de las carteras, ya sea en términos de mejorar la generación de ingresos o control de costes, haciendo que los activos sean más eficientes".

De acuerdo a la información recopilada, el cambio tecnológico representa un factor clave para el sector de la infraestructuras, ya que 5G, el almacenamiento de baterías, las redes inteligentes y la movilidad eléctrica prometen ofrecer más oportunidades para los inversores a largo plazo en el futuro, a medida que las tecnologías maduren. A medidas que la digitalización continúe generando un fuerte crecimiento de la demanda de datos es de prever que se desarrollen nuevas oportunidades de infraestructuras de telecomunicaciones.

Desde la firma señalan que en este nuevo escenario las utilities reenfocarán sus modelos de negocios hacia nuevos servicios. Asimismo, tratarán de orientarse a actores más pequeños en sectores como la eficiencia energética y redes inteligentes para tratar de adquirir tecnología innovadora. Ya empiezan a vislumbrarse los primeros efectos del cambio tecnológico con la electrificación que impulsa la inversión en movilidad eléctrica, las redes de carga de vehículos eléctricos (VE), y la digitalización que redefine el concepto de movilidad urbana a través del uso compartido de automóviles y las aplicaciones de ride hailing.

Pero las consecuencias del cambio tecnológico no quedan ahí. Su irrupción está sirviendo de apoyo la creación de una plataforma de infraestructura más sostenible. Esto ayuda a acelerar la transición hacia una economía con baja emisión de carbono.

Normas