Bankia amortizará 16 millones de acciones de autocartera

La entidad convoca junta general de accionistas para el próximo 22 de marzo

Fachada de una sucursal de Bankia.
Fachada de una sucursal de Bankia.

Bankia convocó ayer junta general de accionistas para el próximo 22 de marzo, en la que tiene previsto acordar la reducción de capital social en 15,6 millones de euros mediante la amortización del mismo número de acciones propias que se encuentran en autocartera.

Esta operación conllevará un aumento de la remuneración al accionista debido a que, por cada acción, le toca un importe mayor al reducirse el número total de títulos en circulación.
Bankia pagará en efectivo 0,11576 euros brutos por acción en el mes de abril, un 5% más, que supondrá en conjunto 357 millones, de los que unos 219 millones irán al Estado por el 61,4% que controla actualmente en el capital del banco a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob).

Una vez se efectúe el pago, la entidad habrá devuelto ayudas por importe total de 3.083 millones de euros, de los que 1.304 millones corresponden a la privatización del 7,5% del capital de Bankia en febrero de 2014 y 818 millones de euros a la venta de otro 7% en diciembre de 2017.

Asimismo, en uno de los puntos del día figura la revocación del abono de parte de la retribución variable anual de 2018 de los consejeros ejecutivos en acciones de Bankia. Según explican fuentes de la entidad esto supone que “habrá un cambio en el programa de cálculo de las retribuciones variables pero en la práctica la cantidad seguirá siendo igual”.

En concreto, los ejecutivos de Bankia tienen una retribución variable anual estipulada en 300.000 euros que se mantendrá, pero cambiará la forma de calcularlo. “Al tener capital del Estado los sueldos en Bankia están topados. El salario máximo es de 500.000 euros y el variable, como mucho, puede ser un 60%, así que el máximo se mantendrá en 800.000”, explican las mismas fuentes.

El consejo también propondrá la ratificación del nombramiento de Laura González Molero como consejera independiente; la reelección del auditor de cuentas de la sociedad y de su grupo consolidado para el ejercicio 2019, que desde 2013 es Ernst & Young (EY); así como la aprobación de las cuentas anuales e informes de gestión, entre otros.

Normas