José María Alonso: “La Abogacía es vital para dar aliento a la democracia”

Asistirán al Congreso más de 2000 juristas internacionales de 67 nacionalidades

José María Alonso durante su discurso en el acto de presentación del World Law Congress en el ICAM.
José María Alonso durante su discurso en el acto de presentación del World Law Congress en el ICAM.

“La función de la Abogacía resulta de vital importancia para dar aliento a la democracia, introducir nuevas demandas sociales, vigilar la aplicación efectiva de los derechos y actuar como dique frente a un poder con tentación de invadir espacios que no le corresponden”. Con estas palabras José María Alonso, decano del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), ensalzaba el papel del abogado en el acto de presentación del World Law Congress que ha tenido lugar en la sede del Colegio de Madrid y que se celebrará en la capital durante el 19 y 20 de febrero.

Como anfitrión y titular del Colegio de Abogados más grande de Europa con cerca de 77.000 colegiados, Alonso ha reivindicado que dadas las circunstancias históricas que abordan tanto a España como al panorama internacional “la voz de la abogacía debe elevarse y su papel debe trascender, lo que representa el ejercicio del sagrado derecho de defensa”.

En este sentido, Alonso ha puesto el foco en aprovechar este evento para reforzar los valores europeos y combatir la antipolítica y el populismo que “erosionan, debilitan e incluso destruyen a las sociedades abiertas y democráticas”.

Democracia, Constitución y libertad

El Congreso se celebra por tercera vez en la historia en España, y estará abanderado por el lema Democracia, constitución y libertad. Al evento asistirán más de 2.000 juristas de 67 nacionalidades que tomarán la palabra para ofrecer la realidad de las transformaciones, retos y oportunidades de las sociedades a través del Derecho.

En el acto de la presentación, el decano estuvo acompañado el catedrático de Derecho Público de la Universidad de Regensburg, Arnold Rainer, y el presidente del Tribunal Constitucional de Bélgica, André Alen.

A su vez, Javier Cremades, presidente Global de la organización, explicó los puntos clave de un encuentro que busca reafirmar la relevancia de la sociedad civil, y de los juristas en particular, como defensores de la libertad, una labor fundamental porque, “aunque se dan por hecho, la libertad y la paz no están garantizadas”, recordó.

Por último, Franklin Hoet-Linares, saliente presidente Global de la World Jurist Association (WJA) de Venezuela, quien recordó que sin independencia del poder judicial no hay Justicia ni libertad. “Si no hay imperio de la Ley no hay democracia”, advirtió hablando de su país. Así, reivindicó el papel de los abogados como auxiliares de la justicia porque “no hay nada más importante que la justicia, de ella depende todo”, explicó visiblemente emocionado.

Normas