Kutxabank es el único banco al que el BCE le rebaja las exigencias de capital desde 2016

El grupo mantiene para 2019 un requerimiento del supervisor del 1,20 %

Gregorio Villalabeitia, presidente de Kutxabank.
Gregorio Villalabeitia, presidente de Kutxabank.

El Banco Central Europeo (BCE) ha asignado los requerimientos de capital mínimo para las entidades de la eurozona con cargo a este año. En esta revisión, Kutxabank se mantiene como el único grupo que ha logrado rebajar este índice de exigencia desde 2016.

En el caso de 2019, el regulador ha asignado al banco que preside Gregorio Villalabeitia un Pilar 2 (que adjudica a cada entidad, según su perfil del riesgo) del 1,20 %, el más bajo junto con el de Bankinter.

Además, Kutxabank deberá mantener un ratio de solvencia total por encima del 11,70 % a partir del próximo 1 de marzo. El umbral mínimo, requerido por el BCE en cuanto a capital de máxima calidad (CET1) ha quedado establecido en el 8,2 %.

Fuentes de Kutxabank han señalado que esta nueva catalogación sitúa al grupo "como una de las entidades con mejor perfil supervisor de Europa". Han añadido que "ha logrado mantener o reducir de manera continua sus requerimientos en los sucesivos análisis" y que "en términos de solvencia de máximo nivel es el banco que presenta mayor superávit sobre el umbral mínimo establecido, lo que refleja la fortaleza de su negocio".

Al cierre de 2018, Kutxabank contabilizaba una ratio de solvencia total del 16,1 %, muy por encima de los requerimientos establecidos, lo que permite no tener límites en relación con la distribución de dividendo y con la retribución variable.

Normas