Los principios empresariales de Carlos Slim

El magnate mexicano apuesta por una plataforma de aprendizaje para formar a profesionales y enseñar nociones de emprendimiento

Millonarios
El empresario mexicano Carlos Slim. Getty Images

La séptima fortuna del mundo con un patrimonio de 57.000 millones de euros, según la lista Forbes, apuesta por la formación global y gratuita. El magnate mexicano Carlos Slim, a través de la fundación que creó en la Ciudad de México en 1986, pretende dar un impulso al aprendizaje a través de una plataforma online, Aprende.org, que ofrece cursos de capacitación para el empleo en diferentes temáticas. Estas van desde administración y finanzas, gestión en la nube, albañilería analista de necesidades de formación, anfitrión turístico, analista de datos, asesor de belleza, cuidador de mayores o experto en cálculo de huella ecológica, a la vez que se puede conseguir una diplomatura en técnico en big data, en estrategias digitales o en business intelligence.

El fundador del Grupo Carso, de 79 años, dedica una buena parte de su actividad a la Fundación que lleva su nombre, con la que pretende impartir formación a través de más de un centenar de cursos para mejorar la empleabilidad, así como para guiar a emprendedores en el desarrollo de proyectos microempresariales. Porque si algo tiene claro Slim, lo sabe por experiencia, es que todo empresario comienza desde abajo, con ideas pequeñas que van cogiendo forma poco a poco. Con 21 años se graduó como ingeniero civil en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y a la vez que estudiaba, impartía la cátedra de Álgebra y Programación Lineal. En 1965, cuatro años después de graduarse, fundó Inversora Bursátil, compró Jarritos del Sur y creó la inmobiliaria Carso. A partir de ahí comenzó a desarrollar un emporio empresarial que le ha llevado a ser el hombre más poderoso de América Latina.

También cree que para alcanzar el éxito empresarial es necesario tener formación, y con esa finalidad se concibe el portal Aprende.org, donde se imparten cursos específicos en contabilidad, en comercialización, en diseño de un plan de exportación, en comercio digital o en la mejora de procesos. Otro de los puntos en los que se hace hincapié en la citada plataforma es en desarrollar y potenciar la figura del maestro innovador. Se trata de una herramienta gratuita online dirigida a docentes, estudiantes, padres y cualquier otro usuario que desee fortalecer conocimientos y habilidades indispensables para aprender a lo largo de la vida. El objetivo es reinventar los procesos de formación en el aula con una metodología disruptiva, a través de la tecnología y de los dispositivos móviles. Porque hay cuatro pilares sobre los que se sostendrá al profesional del futuro, y será aquel que aprenda a conocer, aprenda a hacer, aprenda a convivir y aprenda a ser.

En este sentido, el aprendizaje ha de estar basado en retos y sobre todo en la innovación. Para ello, aconsejan, trazarse metas, pero asegurarse de que estas sean alcanzables, sobre todo evaluando el corto, el medio y el largo plazo. El siguiente paso que aconsejan desde la Fundación Carlos Slim es ponerse manos a la obra, con el fin de definir y diseñar una iniciativa, utilizando el formato storytelling. Porque es ahí, en la capacidad para contar historias donde radica parte del éxito de cualquier profesional. Se trata de un modelo pedagógico que busca la conexión con el contenido a través de la narración de historias o anécdotas. Otra de las herramientas que utiliza esta plataforma es la Khan Academy, que facilita que cualquier persona desde cualquier rincón del mundo pueda aprender a su ritmo, de manera personalizada y divertida, mediante vídeos, ejercicios y guías temáticas.

También se fomenta la relación e interacción entre los estudiantes, docentes e investigadores de cualquier institución académica de educación superior, con la finalidad de compartir e intercambiar conocimiento. El portal también acoge un área dedicada al tema sanitario, que cuenta con herramientas y soluciones dedicadas a la salud, como la obesidad, diabetes, nutrición, enfermedades crónicas, salud materna e infantil, salud sexual y reproductiva, adicciones, autismo o epilepsia.

Los principios del empresario mexicano

Carlos Slim sintetiza los principios empresariales del grupo Carso, que ha transmitido a familiares y colaboradores.

Estructuras simples. Apuesta por organizaciones con mínimo nivel jerárquico, con el fin de agilizar la toma de decisiones.

Austeridad en tiempos de vacas gordas. Es lo que fortalece, capitaliza y acelera el desarrollo de la empresa.

Modernización. Esto se consigue a través de la mejora de los procesos productivos.

Mínima inversión en activos no productivos. La empresa nunca ha de estar al servicio del propietario o del administrador.

Equipo. Los retos se alcanzan trabajando unidos, con claridad de los objetivos

El dinero que sale de la empresa se evapora. Por eso se reinvierte.
Creatividad. Es la solución de muchos de los problemas.

Optimismo. Junto a la paciencia siempre dan sus frutos.

Normas