Banca

BBVA triplica el gasto por impuesto de sociedades en España

Desembolsa 383 millones a Hacienda por este concepto. Se apunta 3.600 millones como pasivos por arrendamientos

BBVA triplica el gasto por impuesto de sociedades en España

BBVA casi triplicó el pasado año el gasto por el impuesto de sociedades en España, según refleja la entidad en las cuentas anuales consolidadas publicadas ayer, correspondientes al ejercicio completo de 2018. En 2017, esa tributación había alcanzado los 137 millones de euros, pero 12 meses después la cifra subió a los 383 millones. Parte del aumento de estos pagos a Hacienda llegan por motivos como la mejora del negocio en el país, así como la del negocio inmobiliario y otras plusvalías como pueda ser la venta de su negocio en Chile.

En el conjunto de los 35 países donde la entidad tiene presencia, el grupo tuvo un gasto por impuesto de sociedades total de 2.295 millones, ligeramente superior a los 2.169 millones de 2017. Por delante del mercado español se encuentra México, con 902 millones en pagos por este tributo. También destaca Turquía (269 millones), Estados Unidos (188 millones) y Perú (163 millones).

Pérdidas por Distrito Castellana Norte

La información del banco remitida a la CNMV incluye también la de sociedades dependientes consolidadas que componen el Grupo BBVA. Entre ellas figura un pérdida de 5 millones de euros a 31 de diciembre de 2018 para Distrito Castellana Norte (DCN), sociedad inmobiliaria de la que cuenta el banco con el 75% del capital, de forma indirecta, Del mismo modo se incluyen pérdidas de 48 millones de euros en Atom Bank (filial británica), y de 5 millones en la financiera Volkswagen Financial Services. Está última, participada al 51%, con domicilio en Argentina. Por su parte, las pérdidas de Corporación General Financiera ascienden a 65 millones de euros.

En el caso español ese incremento es reflejo directo de la mejora en el beneficio antes de impuestos, que el pasado año se quedó en 1.295 millones. Un año antes, sin embargo, esa cifra recogía una pérdida de 856 millones antes del pago de tributos en el negocio nacional.

Durante el ejercicio 2018, BBVA registró un beneficio de 5.324 millones de euros, lo que supone mejorar en un 51,3% el resultado registrado un año antes. Esta cifra está algo por encima de los 5.172 millones que esperaba el consenso de analistas de FactSet. "La recurrencia en los ingresos, el control de gastos y la plusvalía por la venta de BBVA Chile impulsaron estos resultados", tal y como explicó a inicios de mes el banco.

Valor de activos

Dentro de la información dada a conocer ayer, la entidad también explica que debido a las normas contables NIIF 16, el grupo ha optado por reconocer pasivos por arrendamientos por un importe equivalente al valor actual de los pagos futuros comprometidos a 1 de enero del 2019. Esta norma obliga a las entidades a apuntarse como deuda el valor global de los alquileres que deben pagar en un futuro. A su vez, la entidad se apunta el mismo valor como derechos de uso de esos activos.

"El grupo espera reconocer activos por derechos de uso y pasivos por arrendamiento por un importe aproximado de 3.600 millones de euros, proveniente principalmente de la actividad en España y de arrendamientos de locales de su red de oficinas", explica el banco presidido por Carlos Torres Vila en sus cuentas. Por este motivo, el impacto estimado en términos de capital (CET1) asciende a una reducción de 12 puntos básicos.

Minusvalías en Bolsa

En las cuentas, el banco también detalla el valor de las acciones en sociedades españolas cotizadas, básicamente en Telefónica. Concretamente apunta un coste amortizado de 2.172 millones de euros, con minusvalías no realizadas de 210 millones y un valor razonable de esos títulos de 1.962 millones. En conjunto, el banco suma 2.595 millones en acciones en todo el mundo tanto en sociedades en Bolsa como en no cotizadas.

En su cartera de renta fija, las plusvalías han sido de 1.157 millones por 768 millones en minusvalías. Los bonos españoles han representado la mayor parte de las ganancias, 761 millones, que han compensado el desempeño de los de otras geografías. Los mexicanos han supuesto minusvalías por 142 millones y los turcos, en un año en el que el país ha pasado por dificultades financieras, le han costado al banco 269 millones.

Reduce un 99% el riesgo soberano en Venezuela

El riesgo venezolano en las cuentas de BBVA a cierre de 2018 se ha reducido a su mínima expresión. El país ha pasado a ser casi irrelevante desde el punto de vista de resultados y patrimonio. Además, la exposición al riesgo soberano venezolano ha pasado en un año de 137 millones de euros a un millón de euros, una rebaja del 99,3%, tanto por algún vencimiento como por el hundimiento del bolívar, la moneda de Venezuela.
Banco Provincial, la principal filial de BBVA en Venezuela, ha pasado a tener un valor neto en libros negativo en las cuentas consolidadas del banco español, según el informe anual, mientras que la unidad de negocio de Venezuela en su conjunto ha reducido su peso patrimonial en las cuentas del grupo a solo 76 millones de euros, según fuentes de la entidad. El banco llegó a tener en Venezuela un negocio boyante. En 2013, Banco Provincial ganaba 645 millones de euros y tenía más de 22.000 millones de euros en activos. A cierre de 2018, BBVA cifra en sus cuentas los activos de Banco Provincial en solo 296 millones y los pasivos en 174 millones.
La plantilla también se reduce a marchas forzadas, desde los 5.094 empleados de 2016 a los 3.384 de cierre de 2018.

Normas
Entra en El País para participar