La concesión de crédito a la gran empresa vuelve a ganar terreno a la de las pymes

Los créditos de más de un millón de euros crecieron un 11% en 2018, el doble que los de menor importe y diez veces más que el año anterior

Financiación empresas pulsa en la foto

La financiación bancaria a las grandes empresas resurge tras varios años en que las pymes se convirtieron en la gran apuesta de las entidades financieras. La concesión que va dirigida a las grandes corporaciones avanzó el año pasado a mayor ritmo que la dirigida a las microempresas, lo que supone un relevante cambio de tendencia.

En concreto, los créditos de más de un millón de euros, aquellos que solicitan las compañías de mayor tamaño, crecieron un 11% en el conjunto del ejercicio 2018, frente al 1,6% en que se elevaron un año antes o al 32% en que se desplomaron en 2016, según los datos provisionales publicado por el Banco de España. A su vez, los créditos inferiores al millón de euros, aquellos a los que aspiran las pymes, apenas se elevaron la mitad, un 5,3%, perdiendo comba frente al avance del 8,3% de 2017.

El 95% de las empresas españolas son pymes de menos de 10 empleados. Pese a ello, tradicionalmente han sido las grandes corporaciones del país las que han acaparado el grueso de la financiación bancaria. Sin embargo, el proceso de desapalancamiento financiero que impuso la crisis y el cierre del grifo de crédito bancario llevaron a muchas de las mayores compañías a buscar alternativas como la emisión de bonos en los mercados. Como consecuencia, cuando se inició la recuperación económica las entidades financieras pusieron su foco estratégico sobre las pymes.

Como puede verse en los gráficos adjuntos, a partir de 2013 la variación interanual de los créditos concedidos a pymes comenzó a ser superior a las de los préstamos a grandes empresas. La situación, salvando algún pico ocasional, se mantuvo en esta línea durante casi un lustro. De hecho, el volumen de nuevos créditos de menos de un millón comenzó a superar al del conjunto de préstamos de mayor cuantía a partir de 2016. El año pasado, sin embargo, la nueva concesión de préstamos de más de un millón comenzó a acelerarse y el saldo se dio la vuelta en los últimos meses del ejercicio.

Con todo, el monto total de nueva financiación a pymes en el conjunto de 2018 siguió siendo superior, ascendiendo a 193.737 millones de euros, frente a los 172.002 millones destinados a las grandes empresas. De mantenerse el ritmo de crecimiento registrado en los últimos meses, los grandes préstamos podrían volver a sumar más que la financiación a pymes en el medio plazo.

Normas