Coyuntura

Coface alerta de que la “fragilidad” del Gobierno puede conducir a elecciones en 2019

España mantiene la calificación de riesgo de impago en "poco elevado" (A2)

Imagen de la asamblea de Coface
Imagen de la asamblea de Coface

“El Gobierno de Sánchez puede tener grandes dificultades para aprobar los Presupuestos Generales, que es uno de los pilares de su política social. Aún no ha convocado elecciones, pero deberá escoger el mejor momento para hacerlo”, ha señalado la aseguradora francesa Coface, en la presentación de su informe anual sobre riesgos y tendencias económicas para 2019, celebrada esta mañana en París.

 Precisamente, el documento indica la posibilidad de elecciones, el déficit fiscal y la menor previsión de crecimiento económico para 2019 como principales riesgos para España. Igualmente, Coface alerta de los elevados niveles de deuda pública y privada, el alto grado de desempleo estructural, el gran número de pequeñas empresas improductivas y el fragmentado escenario político debido a las tensiones que se mantienen con el independentismo catalán.

 No obstante, España mantiene la calificación sobre riesgo de impago a A2 (poco elevado) y se sitúa en el mismo nivel que países como Francia, Estados Unidos, Bélgica o Japón. Tan solo Austria, Alemania, Holanda, Noruega y Suiza han obtenido una calificación mejor (A1). Igualmente, los expertos de la aseguradora valoran positivamente las reformas acometidas por la banca, la “renovada competitividad del sector exportador”, la alta calidad de las infraestructuras y el gran potencial como destino turístico. Según Coface, el PIB de España en 2019 crecerá un 2,2%, 0,3 puntos porcentuales menos que el 2,5% obtenido en 2018.

 A nivel global, la aseguradora francesa señala cuatro riesgos latentes: riesgo político, proteccionismo, desarrollo de tecnologías para crear valor añadido y la deuda global. “En este inicio de 2019 lo que hemos detectado es una mayor preocupación tanto de las empresas como de los inversores. El índice de riesgo político global que mide Coface ha alcanzado su nivel más alto en 2018”, ha explicado el consejero delegado de la compañía, Xavier Durand.

 Coface apunta que esa escalada del riesgo político sumada a la alta volatilidad de los precios de los productos básicos y las restricciones en la oferta frenaron el crecimiento económico a nivel global a finales del 2018 ha ensombrecido las perspectivas para 2019. Según los expertos que han elaborado el documento, el PIB mundial crecerá un 3% este año frente al 3,2% registrado en 2018 y 2017. La previsión para este año es que aumente el número de compañías insolventes en 20 de los 26 países europeos analizados en el informe. “Por primera vez desde la crisis de deuda soberana en 2011 y 2012, las empresas tendrán que hacer frente este año a la desaceleración cíclica económica y a los riesgos políticos”, ha afirmado Durand.

 Igualmente, el menor crecimiento en 2019 tendrá efectos en las economías emergentes. Según Coface el crecimiento de la Eurozona será del 1,6% y en EE UU del 2,3% y los mercados emergentes quedarán “expuestos a efectos de contagio, principalmente a través de flujos comerciales”. De esta forma, se espera que el comercio mundial continúe disminuyendo hasta el 2,3% este año. Sin embargo, la aseguradora señala un efecto positivo y es que al ser menos probable una subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal de EE UU, el riesgo de salidas de capital de los mercados emergentes será "limitado".

Normas