Bestinver rebasa en número de clientes las cifras previas a la salida de Paramés

La firma gestiona los fondos y planes de pensiones de 51.800 personas

Beltrán de la Lastra, presidente de Bestinver.
Beltrán de la Lastra, presidente de Bestinver.

La gestora de fondos Bestinver, propiedad del grupo Acciona, ha rebasado su récord de clientes. Al cierre de enero alcanzaron los 51.800 inversores -propietarios de fondos y planes de pensiones- frente a los 50.600 del anterior máximo, alcanzado en agosto de 2014.

La salida de dinero e inversores comenzó en septiembre de ese año, cuando el gestor estrella de la firma, Francisco García Paramés, anunció que dejaba Bestinver. Han tenido que pasar más de tres años para que la gestora recupere los datos de clientela.

En términos de patrimonio, la gestora administra algo más de 6.000 millones de euros. La mayor parte son fondos de inversión, aunque también tiene 1.000 millones de euros en planes de pensiones.

La cifra es solo un poco inferior a la que administraba Bestinver justo antes de que saliera Paramés y su equipo. En septiembre de 2014 el grupo tenía 6.222 millones de euros bajo gestión.

“Lo que más nos enorgullece es que tenemos una base de clientes muy sólida, que confía en nuestra filosofía de inversión a largo plazo. Eso se demuestra en que hemos registrado suscripciones de nuestros fondos durante el tercer trimestre de 2018, a pesar de la fuerte corrección del mercado”, explica Gustavo Trillo, responsable comercial de Bestinver.

De acuerdo con las cifras que maneja la gestora, alrededor del patrimonio que tienen sus clientes procede de la revalorización de las aportaciones previas.

El 77% de la clientela cuenta con un fondo de inversión y el 41% con planes de pensiones. Además, un 18% con planes y fondos de Bestinver. La edad media del inversor es de 52 años.

Cuando Paramés y su equipo dejó la gestora, muchos inversores institucionales se vieron obligados a retirar sus fondos, por un cambio en los gestores. Bestinver contrató a las pocas semanas a Beltrán de la Lastra (un experto inversor, procedente de JPMorgan), pero los inversores institucionales no podían volver a invertir hasta que los nuevos gestores tuvieran una trayectoria en la firma de más de tres años.

“Poco a poco va volviendo el interés de inversores institucionales. Nos han pedido utilizar nuestra filosofía de inversión para lanzar un fondo que invierta en Latinoamérica. Pero lo que más nos importa es que compartan nuestra visión de inversión a largo plazo”, apunta Trillo.

Normas