Adif prevé un aumento de hasta un 50% en el tráfico ferroviario tras la liberalización

La presidenta de la empresa pública aprecia una oportunidad para buscar la sostenibiidad de las infraestucturas del AVE

El presidente de Renfe, Isaías Táboas, junto a la presidenta de Adif, Isabel Pardo.
El presidente de Renfe, Isaías Táboas, junto a la presidenta de Adif, Isabel Pardo.

La presidenta de Adif, Isabel Pardo, prevé que en una primera etapa inicial de la liberalización del transporte ferroviario de viajeros puede producirse un incremento del tráfico en España que rondaría entre un 30 % un 50 % del tráfico.

La posibilidad de incrementar el uso de las vías supone una oportunidad para contribuir a la sostenibilidad económica de las infraestructuras porque Adif tiene una elevada deuda que asciende ya a 15.000 millones de euros, ha señalado este lunes Pardo en una jornada sobre la liberalización del transporte ferroviario de pasajeros organizada por IE Business School.

Para la presidenta de Adif, la apertura del transporte ferroviario de viajeros a la competencia a partir de diciembre de 2020 supondrá "un nuevo antes y después en la historia del ferrocarril".

Isabel Pardo anticipa que habrá un sistema de cánones que aporte estabilidad y certidumbre a las empresas ferroviarias

Tras recordar que España contará próximamente con 3.000 kilómetros de alta velocidad y que el tráfico ha ido creciendo en los últimos años, ha reconocido que el uso de esta moderna red, medida en viajeros por cada kilómetro de vía, arroja un balance "discreto y no óptimo".

En España, la utiliza una quinta parte del volumen de usuarios que tiene Francia y una tercera que Alemania o Italia, lo que se debe a la gran extensión del país y dispersión radial de la red, ha explicado. En Italia, por ejemplo, los servicios de alta velocidad se concentran en un único eje que recorre el país del norte al sur, ha agregado.

Entre las ventajas que plantea el nuevo escenario, la presidenta de Adif ha destacado que habrá un sistema de cánones que aporte estabilidad y certidumbre a las empresas ferroviarias, dado su relevancia sobre el coste global de transporte.

Asimismo, ha considera que el modelo de adjudicación de capacidad basado en el establecimiento de acuerdos marco es el sistema que mejor cumple los requisitos y, por tanto, es el que favorece la introducción de la competencia en los servicios de una manera ordenada y gradual.

El presidente de Renfe opina que la entrada de competencia obligará a ajustar precios, lo que justifica la llegada del AVE 'low cost'

Dificultades

Aunque Adif está convencida de que en la liberalización "sólo cabe el éxito", Pardo ha puntualizado que no se puede ignorar que "nos encontramos con ciertas dificultades para llegar a buen puerto en la apertura del mercado".

El principal cuello de botella del sistema se encuentra en las grandes terminales de alta velocidad como por ejemplo en las estaciones de Madrid o Barcelona.

En un entorno multioperador, se hará necesario implantar nuevas normas de acceso, especialmente en lo que se refiere al uso de vías de estacionamiento, cuyo número se ha mantenido durante las últimas décadas.

Su homólogo en Renfe, Isaías Táboas, ha hecho hincapié en los retos de la operadora que son crecer en facturación, ganar en eficiencia y mantener calidad y sobre todos un alto y creciente nivel de seguridad.

Renfe los afronta con el foco puesto en cliente, internacionalización, eficiencia y seguridad, apoyándose en la transformación digital y cultural, así como alianzas estratégicas.

La operadora va a completar su oferta con productos como un AVE de bajo coste, a fin de captar nuevos segmentos de clientes, teniendo en cuenta que la liberalización conllevará aspectos negativos como pérdida de cuota de mercado e ingresos no sólo porque haya otros operadores, sino que la competencia obligará a ajustar los precios.

El secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, ha subrayado que hay que pasar del paradigma de la inversión de infraestructuras al de la inversión en movilidad sostenible, donde el eje fundamental es apostar por el transporte por ferrocarril que es el que menos externalidades negativas genera y aborda de manera más eficaz la movilidad en las aglomeraciones urbanas.

Saura ha advertido de que la liberalización y el cambio normativo se deben hacer con cuidado, buscando que exista competencia de verdad y que no haya barreras de entrada.

Normas