José María Alonso: "No me fío un pelo de Hacienda en relación al secreto profesional"

El decano del ICAM afirma que Gascón le negó que estuvieran definidos los deberes de información de los 'in-house'

José María Alonso, decano del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM).
José María Alonso, decano del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM).

La Abogacía madrileña está dispuesta a dar una intensa batalla para defender el secreto profesional de los abogados internos. "Seremos absolutamente beligerantes", advirtió ayer el decano del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), José María Alonso, en la presentación del Observatorio Legal de la Empresa en España de Deloitte Legal, acto en el que la mayoría de los asistentes eran abogados de empresa o in-house

Según relató Alonso, hace unos días mantuvo un encuentro con el director de la Agencia Tributaria (AEAT), Jesús Gascón, y este le aseguró que no habían comenzado aún con la trasposición de la Directiva relativa al intercambio de información en el ámbito fiscal. "Pero no me fío un pelo", comentó; "la posición de la Abogacía está muy clara: esta es una línea roja que no estoy dispuesto a tolerar. La norma europea, además, en modo alguno obliga a levantar el secreto profesional".

Alonso insistió en la justicia de sus reivindicaciones para afirmar que no darán ni un paso atrás. "Nosotros no somos como los taxistas que nos paramos en huelga porque ha llegado la inteligencia artificial o porque una máquina puede redactar una demanda". En este sentido, y para mejorar la capacidad del ICAM de defender los intereses de los in-house, el decano invitó a los mismos a colegiarse. "Una de mis obsesiones es acercarnos a los abogados de empresa", concluyó.

Normas