Trabajo

Granado: “Queremos que los empresarios españoles paguen más cotizaciones a la Seguridad Social”

Advierte que Trabajo “no va a tolerar el abuso” de las bajas médicas de los trabajadores

El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado.
El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado. EFE

El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, se ha mostrado hoy firme al reclamar que el Gobierno quiere “que los empresarios españoles paguen más cotizaciones a la Seguridad Social” y ha añadido que harán “todo lo posible para que aporten lo que deben al mantenimiento del sistema de pensiones”.

Así lo ha expresado hoy Granado en su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, donde ha argumentado que el peso de las cotizaciones pagadas por los empresarios en 2009 era del 11,1% y en la actualidad ese peso ha bajado al 9,7%. Mientras que, en este mismo periodo, las aportaciones medias de los empresarios en la Unión Europea han permanecido por encima del 10%.

Ante ello, Granado ha argumentado: “Yo no quiero que suban las cotizaciones pero me gustaría que pagaran las mismas cuotas que sus colegas en Europa; los empresarios españoles tienen que estar llamados a sostener el sistema en absoluta equidad con el resto de empresarios europeos”

El responsable de la Seguridad Social también sugirió como lograr este incremento de los ingresos por cotizaciones, al indicar que el Ejecutivo no quiere que España fundamente la competitividad de su economía “a costa de la devaluación de los salarios o de la minusvaloración de las aportaciones”. Esto significa que Granado apuesta por lograr elevar la recaudación por cuotas elevando los salarios y apostando por un aumento de los tipos de cotización de los empresarios a la Seguridad Social.

"Noestamos pensando en subir los tipos de cotización, lo que queremos es que suban los salarios" ha enfatizado Granado, quien también ha insistido en que al Ejecutivo le gustaría más "que subieran todos los salarios un 4% en lugar de tener que subir las bases máximas de cotizaciónun 7%, como hemos tenido que hacer".

Así, dado que los tipos que pagan los empresarios españoles son de los más elevados dentro de la Unión Europea, el Gobierno podría estar pensando en la solución apuntada por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) que, recientemente, propuso el trasvase de entre tres y cuatro puntos de las cotizaciones por desempleo a las cotizaciones por contigencias comunes, que son las que se emplean para pagar las pensiones.

Esta operación inyectaría unos 10.400 millones adicionales a la Seguridad Social, pero no haría que los empresarios pagaran más en términos netos, sino que estarían pagando lo mismo pero a la caja de las pensiones en lugar de a la del desempleo.

Al término de su intervención, el secretario de Estado ha admitido que al Gobierno "le parece bien" esta propuesta y ha añadido que a los interlocutores sociales también, y que deberían ser ellos quienes llegaran a un acuerdo para que se apruebe este trasvase de cuotas.

Granado también ha advertido que el Gobierno socialista “no va a ser un espectador indiferente ante el continuo deterioro del déficit creciente de la Seguridad Social (...) Alguna meida hay que tomar en materia de ingresos cuando el déficit evoluciona de esta forma”. Dicho esto ha aseverado que “el gobierno anterior fue negligente con la evolución del déficit”. medida hay que tomar en materia de ingresos cuando el déficit evoluciona de esta forma.

No obstante, el responsable de la Seguridad Social se ha dirigido a los portavoces presupuestarios de los grupos parlamentarios, diciéndoles que si piensan que los mayores ingresos que ha buscado el Gobierno en los Prespuestos no les parecen los más adecuados, “presenten alguna enmienda que mejore los ingresos del sistema”.

Más advertencias

En general, Granado defendió el diseño del Presupuesto de la Seguridad Social que, en su opinión son “realistas” tanto en materia de ingresos como de gastos. Aunque ha admitido “cierto ejercicio de voluntarismo” con gasto previsto para la incapacidad temporal (prestaciones que se abonan a los trabajadores que están de baja médica).

En este sentido, ha explicado que el crecimiento del gasto que se prevé está aminorado por las medidas legales tomadas por el Gobierno para controlar el abuso de las bajas. En concreto, la habilitación a los médicos del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) de controlar las recaídas de un mismo proceso de IT; y la contratación de 100 nuevos médicos del INSS para llevar a cabo dichos controles.

“Esta es también una mala herencia dejada por el Gobierno anterior”, se ha quejado Granado. Por ello, ha avertido que su Departamento “no va a ser tolerantes con el abuso de la incapacidad temporal; y queremos cambiar la tendencia (de incremento de gasto)”. 

 

Normas