Bankinter revierte parte de la subida de las hipotecas que aplicó en octubre

La entidad desafía a la competencia espera de una Ley Hipotecaria que obligará a la banca a pagar todos los gastos del crédito, salvo la tasación

Escaparate de una oficina de Bankinter donde anuncia las condiciones de la hipoteca a tipo variable.
Escaparate de una oficina de Bankinter donde anuncia las condiciones de la hipoteca a tipo variable.

En la antesala de la nueva Ley Hipotecaria, que entrará en vigor en marzo una vez aprobada por el Senado, y después de un 2018 que terminó con el decreto del Gobierno que imponía a los bancos hacerse cargo del impuesto de actos jurídicos documentados (AJD), la banca permanecía en una especie de compás de espera que, finalmente, ha roto Bankinter.

La entidad ha tomado la iniciativa este año y ha revisado a la baja sus hipotecas a tipo mixto y fijo. Previamente, en octubre, el banco elevó los intereses de sus préstamos coincidiendo con la sentencia del Supremo sobre el impuesto a las hipotecas. No obstante, desde la entidad señalan que el repunte llevado a cabo en la recta final del año pasado nada tiene que ver con el fallo del tribunal, sino que se corresponde con las fluctuaciones del euríbor.

La nueva regulación que prepara el Gobierno obligará a los bancos a pagar los gastos derivados del crédito hipotecario que hasta ahora asumían los clientes, salvo la tasación, así que todo apuntaba a que las hipotecas serían más caras en este nuevo año, según los expertos. Sin embargo, la estrategia de Bankinter ha ido en sentido contrario, lo que podría motivar a las entidades a seguir sus pasos.

Bankinter ha anunciado una rebaja de sus hipotecas a tipo fijo y en el tramo fijo de las mixtas que revierte parte de la subida de octubre. En las hipotecas fijas a un plazo de 20 años, una de las más demandadas por los clientes, el interés vuelve al al 1,99% TIN (2,82% TAE) de julio desde el 2,35% TIN al que había subido, lo que supone una reducción de 36 puntos básicos.

Los recortes que experimentan el resto de plazos que quedan así: el 1,65% (2,67% TAE frente al 2,82% anterior) a 10 años; el 1,90% (baja al 2,80% TAE desde el 3,05%) a 15 años; el 2,30% (pasa del 3,23% al 3,08%) a 25 años, y el 2,40% (3,14% TAE frente al 3,24% previo) para el plazo máximo a 30 años. Pese a la rebaja, los tipos TIN siguen estando por encima de los niveles comunicados en la oferta de julio. En aquel entonces eran del 1,55% a 10 años, del 1,85% a 15 años, del 2,20% a 25 años y del 2,25% a 30 años. El TAE sí es menor en el caso de los plazos más cortos, que en julio marcaban el 2,77% a 25 años y el 2,88% TAE a 15 años.

En cuanto a las de tipo mixto, que están compuestas por un periodo a tipo fijo y, después, un tipo de interés variable hasta el fin de plazo, se situarían ahora en el 1,90% (2,31% TAE) para el plazo a 10 años; el 2,20% (2,78% TAE) para el 15 años; y el 2,30% (3,03% TAE) para el plazo de 20 años. El diferencial en el tramo variable seguirá siendo, como hasta ahora, del 0,89%.

Estos precios sitúan la oferta hipotecaria de Bankinter entre las más competitivas del mercado en esta modalidad, en un momento en el que los tipos fijos representan en torno al 40% de las nuevas contrataciones tras experimentar un espectacular aumento en los últimos años en detrimento de las hipotecas variables. En el caso de Bankinter, un 30% de la nueva producción hipotecaria durante 2018 se contrató a tipo fijo.

Para acceder a la nueva oferta de precios de Bankinter, el cliente debe vincularse con la entidad contratando varios productos adicionales, como la Cuenta Nómina, un seguro de vida, un seguro de hogar y un plan de pensiones, aportando una cantidad mínima anual de 600 euros.

Las comisiones del préstamo no han variado y el coste de apertura es del 1% con un mínimo de 500 euros, mientras que la compensación de desistimiento por amortización parcial, total y/o subrogatoria es del 0,5% en los cinco primeros años de vida y del 0,25% en adelante. Además, existe la comisión de compensación por riesgo de tipos de interés del 0,75% que se aplica únicamente en el caso de que la cancelación anticipada genere una pérdida de capital para la entidad.

Sin cambios en la hipoteca variable

Por lo que se refiere a las hipotecas a interés variable, Bankinter sigue manteniendo el mismo precio y condiciones desde principios de octubre del año pasado: un tipo de interés nominal fijo durante el primer año del 1,50%, y a partir de esa fecha, euríbor más un diferencial del 0,89%.

La mayoría de expertos mantenía que con la nueva Ley Hipotecaria lo más probable es que la banca encareciera las hipotecas, sobre todo las de tipo fijo, mientras que los diferenciales de las hipotecas variables podrían mantenerse en niveles similares ante la subida que en los últimos meses está experimentando el índice euríbor.

Según señaló recientemente el comparador financiero HelpMyCash.com, "es lógico pensar que, para compensar la nueva ley, las entidades aumentarán el precio de sus préstamos hipotecarios a través de los intereses y/o de las comisiones de apertura, que serán las únicas que no se regularán en modo alguno". Está por ver si el movimiento del Bankinter, que suele estar a la vanguardia de la tendencia que seguirá el mercado, será replicado por otras entidades o si será una excepción.

Normas