Brasil

Las acciones de Vale se desploman un 18% tras el desastre de Brumadinho

Los compañía brasileña suspende el dividendo y los bonus

Las acciones de Vale se desploman un 18% tras el desastre de Brumadinho

El grupo minero Vale, primera empresa del mundo en la extracción de mineral de hierro, ha perdido una quinta parte de su valor en Bolsa en los primeros minutos de contratación en la Bolsa de Sao Paulo, tras la catástrofe de Brumadinho (Brasil). La empresa es la operadora de la mina cuya presa se desbordó el viernes, provocando la muerte de 58 personas y 300 desaparecidos.

Vale ha marcado su primer cambio en 44,9 euros, con pérdidas del 20%, para después cotizar con caída de en torno al 18%. La empresa, valorada ahora en unos 57.000 millones de euros, ha perdido más de 15.000 millones de capitalización. La compañía ha anunciado que suspende el reparto de dividendos, así como la recompra de acciones propias y el pago de primas a sus ejecutivos.

La deuda tampoco se libra del castigo. Los bonos de Vale que vencen en 2023 han perdido en pocas horas el 10% de su valor, pasando de cotizar a un 110% del nominal a hacerlo en el entorno de 100%. Los analistas señalan, además, que la reincidencia puede provocar un mayor castigo, bursátil y administrativo, a la empresa. En 2015 otra presa colapsó provocando 19 muertos y uno de los mayores desastres ambientales del país, además de sanciones millonarias para las empresas involucradas (Vale y BHP Billiton).

Las autoridades brasileñas ya han ordenado el bloqueo cautelar de 11.000 millones de reales (2.556 millones de euros) de las cuentas de la compañía como garantía de que Vale adopta las medidas necesarias para garantizar la estabilidad de la infraestructura y brindar la asistencia integral correspondiente a los afectados por el desastre. Asimismo, Vale ha recibido la notificación sobre la imposición de sanciones administrativas por un importe agregado de unos 350 millones de reales (81 millones de euros). El alcalde de Brumandinho ha culpado del desastre a la incompetencia de la empresa, y ha adelantado que pedirá indemnizaciones millonarias.

No obstante, las consecuencias probablemente no se queden ahí. S&P  apuntó el viernes que la empresa debería cerrar algunas operaciones y puso la calificación en revisión. El fondo soberano noruego, el mayor del mundo, ha iniciado una investigación para determinar si excluye a esta empresa del listado de valores en los que puede invertir, como ya han hecho otros fondos escandinavos.

En el apartado político, Renan Calheiros, candidato a presidir el Senado, ya ha pedido la dimisión de la cúpula de la empresa. El anterior consejero delegado, Murilo Ferreira, fue muy criticado por la gestión del desastre de 2015, en Samarco. La catástrofe de Brumandinho supone una prueba de fuego para el actual CEO, Fabio Schvartsman.

De este modo, y en una reunión de emergencia el domingo, el consejo de administración de Vale estudió "la suspensión de la remuneración de los accionistas y, por lo tanto, no pagar los dividendos e intereses sobre el capital, así como cualquier otra deliberación sobre recompras de acciones y la suspensión del pago de la remuneración variable de los ejecutivos".

"La junta directiva sigue preparada y siguiendo la evolución de los acontecimientos relacionados con la ruptura de la presa y adoptará las medidas adicionales necesarias", indicó la compañía, que ha designado un comité independiente para la investigación de las causas y responsabilidades de lo ocurrido.

Normas