La CNMV permite a Bankia dar información privilegiada al FROB

El fondo estará obligado a respetar la normativa de abuso de mercado

Jose Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia.
Jose Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia.

Bankia comunicó el viernes a la CNMV un acuerdo sobre la gestión de la participación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), máximo accionista con un 61,385% del capital a través de BFA, la matriz del banco. El propósito del FROB es no participar en la gestión de Bankia, de modo que no habrá ningún consejero nombrado por él. Pero sí seguirá informado prácticamente como si estuviera en el máximo órgano de administración gracias a un acuerdo especial y sin precedentes en la Bolsa española, pero similar al que tiene ABN Amro con el Estado holandés desde 2015.

La CNMV ha bendecido el pacto, que implica que el FROB podrá recibir información privilegiada: datos de carácter concreto que, de hacerse públicos, podrían influir de manera apreciable sobre su cotización. El reglamento europeo sobre abuso de mercado especifica que una revelación de información no será ilícita si se produce “en el normal ejercicio de su trabajo, profesión o funciones”. Se entiende que se produce esto último en la relación entre el FROB y Bankia.

BANKIA 1,98 3,91%

El FROB se compromete en el protocolo a garantizar el “adecuado tratamiento y uso de la información a la que acceda (...), de modo que se llevarán siempre a cabo de forma compatible con la necesaria confidencialidad y salvaguarda de contenidos que requiera el ordenamiento jurídico y, en particular, la normativa de abuso de mercado”. Fuentes de la CNMV reconocen que se trata de un caso “excepcional” y aclaran que vigilarán que se respete la normativa. Es decir, el FROB no podrá utilizar la información confidencial para ejecutar la privatización de la entidad. La situación, en la práctica, es la misma que la que se produce cuando un accionista significativo de una cotizada que sí está presente en el consejo realiza una colocación de acciones.

Bankia facilitará al FROB el seguimiento mensual del presupuesto, el presupuesto del siguiente ejercicio y el resumen de la actividad más significativa del consejo de administración, entre otra información a la que no tendrán el mismo acceso el resto de acccionistas. También se le informará, entre otras cuestiones, de la aprobación de nuevos planes estratégicos o sus actualizaciones significativas.

La legislación indica que cualquier banco cotizado “hará pública, tan pronto como sea posible, la información privilegiada que le concierna directamente”. Aunque hay excepciones: que la difusión inmediata perjudique al emisor, que el retraso no pueda inducir a confusión y que se pueda garantizar la confidencialidad de la información. Tienen que cumplirse todas.

Fuentes cercanas a Bankia matizan que la mayoría de la información que recibirán será de carácter regulatorio y que la unidad que informa al BCE del grupo consolidado es BFA, propiedad al 100% del FROB, que además se sienta en su consejo. Es decir, tiene acceso a toda esa información. Estas fuentes añaden que hay una parte muy pequeña de la información que solo está en Bankia. Y añaden que lo que se está haciendo es formalizar una práctica que ya se venía realizando.

Desde el banco se considera que el hecho de que el consejo esté controlado por independientes favorece a los minoritarios, y se valora positivamente que el Estado no tenga consejeros y que se respete la gestión profesional de la entidad.

Normas