Carmignac: “Empecé de cero hace 30 años y ahora gestionamos 42.000 millones de euros"

Uno de los referentes de la inversión europea abandona el día a día de la gestión

Edouard Carmignac
Edouard Carmignac

Edouard Carmignac (París, 1947) se retira de la primera línea de fuego de la gestión de activos. 30 años después de lanzar su fondo Patrimoine, el gestor más famoso de Francia cede el testigo. El buque insignia de la firma pasará a estar gestionado exclusivamente por Rose Ouahba, experta en renta fija, y David Older, responsable de renta variable. 

El fundador de la mayor boutique de fondos de Francia, ya no ocupará el papel de gestor en ninguna de las estrategias de la casa francesa. No obstante, seguirá siendo un miembro del nuevo Comité de Inversiones Estratégicas en calidad de director de inversiones.

“Ha sido un viaje muy emocionante. Empecé de cero y ahora gestionamos 42.000 millones de activos y tenemos 280 empleados", ha recordado en un encuentro con medios de comunicación.

El relevo se produce en un momento delicado, después de que varios de los fondos de referencia de la gestora cerraran el año con malos resultados, lo que ha conducido a la salida de 4.000 millones de euros de Carmignac.

“Hemos tenido rendimientos peores de lo que esperábamos, por eso hemos hecho cambios en el proceso de inversión para dar más peso a los equipos de selección de bonos y acciones, que sí que han demostrado hacerlo mejor que el mercado", ha explicado.

Carmignac también ha esbozado algunas de las líneas maestras en las que invertirán en los próximos años. En primer lugar, la tecnología. “Hoy tiene acceso a Internet el 55% de la humanidad, pero en unos años será casi el 100%, eso lo va a cambiar todo". En segundo lugar, la industria alimentaria, “porque debemos de ser capaces de dar de comer a una población que no para de crecer, incluso con productos como la carne artificial". Y por último, las compañías de biotecnología y salud. “Vemos que las terapias genéticas tendrán una importancia capital para combatir el envejecimiento", ha explicado el patrón galo de la inversión. 

Apuesta por España

En el apartado de la renta fija, el fondo Carmignac Patrimoine ha decidido invertir en bonos emitidos por el Tesoro español, así con en renta fija italiana a corto plazo.

El fondo también está comprando deuda subordinada emitida por bancos europeos, así como deuda estadounidense a corto plazo.

Además, este vehículo de inversión ha optado por aumentar su posición en liquidez, para reducir la volatilidad de la cartera y reducir algunas posiciones cortas que mantenía sobre la deuda pública alemana.

 

 

 

Normas