Distribución

Carrefour redujo un 2% sus ventas en España durante 2018

Sus ingresos en el país fueron de 9.682 millones, un 0,8% más con las gasolineras

Carrefour redujo un 2% sus ventas en España durante 2018

Carrefour cerró el ejercicio 2018 con una reducción del 2% en sus ventas comparables en España, es decir, teniendo en cuenta las tiendas con al menos un año de vida, según anunció la compañía francesa en la presentación de sus resultados globales. Los ingresos en el país fueron de 9.682 millones, una cifra que, si se tiene en cuenta el negocio de gasolineras, representa un avance del 0,8% respecto al año anterior. En el cuarto trimestre del ejercicio, el grupo facturó 2.700 millones en España, un 1,4% menos.

“En España, donde el entorno sigue siendo competitivo en medio de un menor consumo en el cuarto trimestre, el grupo está mostrando una mejor capacidad de recuperación. Los equipos están acelerando la implementación de las iniciativas del plan Carrefour 2022, incluido el fortalecimiento de marcas digitales, frescas, orgánicas y de marca propia”, valora la empresa en su informe.

A nivel mundial, el grupo francés de distribución registró un retroceso del 2,8% en sus ventas totales, incluidas las gasolineras, hasta una cifra de 85.164 millones de euros, penalizada por la caída del 12,8% de las ventas en América Latina. Especialmente fuerte fue la caída en Argentina, donde las ventas retrocedieron un 25%. Aplicada la norma contable IAS 29 para economías hiperinflacionarias, como la argentina, los ingresos totales del grupo retrocedieron un 3,1%. En Francia, el mercado principal, la facturación creció apenas un 0,5%, mientras que las ventas de alimentos por comercio electrónico crecieron un 30% a nivel global.

“El sólido cuarto trimestre de Carrefour confirmó la dinámica de 2018. Desde el lanzamiento del plan Carrefour 2022, hemos iniciado una transformación sin precedentes de la compañía”, valoró Alexandre Bompard, consejero delegado del grupo.

Dentro de ese plan de negocio, Carrefour se ha puesto como objetivos reducir costes en 2.000 millones de euros, la venta de activos inmobiliarios no estratégicos por valor de 500 millones, o alcanzar los 5.000 millones en venta online en 2022.

Normas