Sacyr, pendiente de 5.000 millones en arbitrajes por el Canal de Panamá

El consorcio, liderado por la española, solo ha recibido 331 millones hasta el momento

Vista del Canal de Panamá
Vista del Canal de Panamá

La ampliación del Canal de Panamá, concebida como una obra faraónica del comercio mundial, despertó en 2009 el interés de las principales constructoras en un proyecto que abría una ventana de liquidez de 3.000 millones de euros. Transcurridos más de dos años desde su inauguración, el 26 de junio de 2016, los litigios que mantienen la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y el Grupo Unidos por el Canal (GUPCSA), consorcio liderado por Sacyr y adjudicatario de las obras, han provocado un conflicto multimillonario, derivado del aumento del presupuesto y de los costes de los litigios abiertos.

Así se desprende de las cuentas auditadas de la ACP en su ejercicio fiscal de 2018, finalizado el 30 de septiembre y que acaba de publicar. Según revela el documento, GUPCSA ha presentado ya 119 reclamaciones, de las que 41 han sido resueltas o canceladas. La cantidad total reclamada, en disputa, asciende a esta fecha a 5.132 millones de euros (con intereses de demora). Del total, la ACP ha pagado solo 331 millones de euros.

­GUPCSA, participada en un 41,5% por Sacyr, además de la italiana Impregilo, la holandesa Jan de Nul y la panameña Cusa, se adjudicó el contrato de las obras para construir el tercer juego de esclusas del Canal por 2.850 millones de euros. Debido a complicaciones derivadas de la orografía del terreno al tratarse de una zona con alto grado de movimientos sísmicos, además de sobrecostes no previstos por cambios normativos y por fallas del terreno, según adujo la sociedad, el coste final se elevó a 4.895 millones.

La ACP no aceptó los sobrecostes y Gupcsa acudió al arbitraje de la Cámara Internacional de Comercio (ICC), ubicada en Miami (Estados Unidos), donde presentó las reclamaciones. Desde entonces, hay siete arbitrajes acumulados.

En el primer arbitraje, Gupcsa interpuso reclamaciones en contra de la ACP relacionados con la ataguía temporal en el lado Pacífico que fueron negadas por la Junta de Resolución de Conflictos. El organismo ordenó a GUPCSA pagar 20 millones de gastos legales y 800.000 euros de reembolso de los gastos pagados por la ACP a la ICC. El segundo arbitraje, relacionado con las mezclas de cemento para hacer el concreto de la construcción, han obligado a la ACP a pagar 214 millones de los 406 que reclamaba Gupcsa. Ambas sociedades recurrieron el fallo. La sentencia está fijada para este mes de enero.

El tercer arbitraje, en el que se disputa el diseño de compuertas y ajustes del coste de mano de obra, se está pendiente de designación del tribunal arbitral. Igualmente, un cuarto arbitraje, relacionado con perturbaciones, está pendiente de audiencia en mayo de 2019. En un quinto arbitraje, GUPSA solicitó que se declarara que los anticipos recibidos no han vencido por lo que no eran líquidos ni exigibles, pero un laudo de la CCI del pasado 13 de diciembre obligó a GUPCSA a devolver 745 millones en concepto de anticipos recibidos, de los que al menos 225 millones le corresponden a Sacyr. La batalla judicial continúa.

Los ingresos aumentan un 9%

Último ejercicio. Según los datos de las cuentas anuales auditadas del último ejercicio fiscal (2018)del Canal de Panamá, la sociedad registró ingresos por 2.722 millones de euros, un 8,95% más que el año anterior.

1% más de tránsitos. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censo panameño, entre enero y octubre de 2018 el canal de Panamá, por el que pasa cerca del 6% del comercio mundial, registró un total de 11.504 tránsitos, un 0,89% más que los 11.401 registrados en el mismo periodo de 2017.

Normas