Distribución

El Corte Inglés estudia la venta de inmuebles no estratégicos para reducir deuda

El grupo de distribución encargará un estudio a PwC para analizar las posibilidades de desinversión

Centro El Corte Inglés
Centro El Corte Inglés

El Grupo Corte Inglés analizará las posibilidades de desinversión de activos inmobiliarios no estratégicos con el objetivo de reducir la deuda. Para ello, la compañía encargará un estudio a la división de Real Estate de PricewaterhouseCoopers (PwC) con el fin de determinar las mejores opciones para cada uno de los activos no estratégicos y posteriormente decidir cuales se pondrán a la venta a partir de 2019, según ha anunciado en un comunicado.

El total de activos del perímetro sujeto a análisis de desinversión suma más de dos millones de metros cuadrados repartidos por todo el territorio nacional. El valor estimado de estos activos se sitúa en una horquilla de entre 1.500 y 2.000 millones de euros.

El grupo español acaba de cerrar la venta de los inmuebles que albergan sus centros madrileños de Parquesur (Leganés) y La Vaguada (Madrid) por 160 millones de euros. En el último año y medio sus desinversiones se elevan por encima de los 500 millones, que han contribuido a reducir el endeudamiento hasta los 3.652 millones de euros a 31 de agosto pasado, 347 menos que un año antes. La mejora del 4% en el ebitda durante el primer semestre del ejercicio en curso permitió al grupo mejorar su ratio de deuda financiera neta sobre ebitda, pasando de 3,3 veces a 3,1. La otra vía para reducir el pasivo es la generación de cash flow, que en el último ejercicio se elevó a 700 millones.

En conjunto, se analizarán unos 130 activos que en la actualidad tienen diferentes usos; se trata principalmente de terrenos, oficinas, superficies comerciales y plataformas logísticas.

El monto total obtenido con las operaciones de desinversión se destinará a reducir la deuda del Grupo, lo que permitirá optimizar la estructura financiera de la compañía.

 

 

Normas