Trabajo aprobará subvenciones por 350 millones para formar a trabajadores ocupados

Empresarios y sindicatos tendrán seis millones de euros para formar a sus negociadores de convenios colectivos

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, en el Congreso.
La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, en el Congreso.

El Ministerio de Trabajo tiene previsto aprobar previsiblemente en el Consejo de Ministros del próximo viernes una convocatoria de subvenciones por valor de 350 millones de euros para formar a trabajadores ocupados, según ha anunciado hoy la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio.

Esta convocatoria, que acaba de ser aprobada en el patronato de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo, tendrá como destinatarios las entidades y centros formativos acreditados, que solicitarán estas subvenciones en concurrencia competitiva. Esto es, una vez presentadas todas las solicitudes de estos centros –entre los que pueden estar entidades vinculadas a patronales y sindicatos—se evaluarán las ofertas formativas y se autorizarán las ayudas públicas.

Las actividades formativas financiadas por esta convocatoria “incluirá acciones de formación a nivel estatal dirigidas prioritariamente a personas ocupadas a partir de las necesidades formativas detectadas por las estructuras sectoriales paritarias”, ha precisado Valerio.

La mayoría de las subvenciones se destinarán a formación de carácter sectorial (unos 300 millones), mientras que también habrá una cantidad cercana a los 20 millones para cursos trasversales (de idiomas; informática y otras habilidades) y otros 9 millones para formación de autónomos y otros 9 millones para empresas de economía social.

Se trata de la primera convocatoria de este tipo de ayudas que se hace desde 2016. De hecho, Valerio ha arremetido contra la actual regulación de la formación de los trabajadores ocupados aprobada en 2015 al asegurar que “no solo no ha servido para impulsar el sistema sino que está lleno de disfunciones que han llevado, entre otras cosas, a la falta de convocatoria de planes de formación para estos empleados durante 2017 y 2018.

Por este motivo, aproximadamente una tercera parte de la cantidad que se destinará a estos cursos procede de la recaudación de la cotización por formación de años anteriores que no se habían gastado.

La ministra ha criticado duramente esta ley de 2015 vigente en la actualidad asegurando que “ha conducido a la quiebra de centros y entidades de formación; a la ausencia total de formación de ocupados en determinados territorios y a la falta de seguridad jurídica para el sector”.

También antes de fin de año, se convocará la orden ministerial que regulará la formación de los representantes de los trabajadores y de los empresarios para capacitarles en materia de negociación colectiva y diálogo social. Para impartir estos cursos se aprobará una partida de 6 millones de euros.

Normas