Banca March apuesta por la Bolsa europea y las emergentes para 2019

La gestora descarta que se vaya a producir una recesión el próximo año

Sede de Banca March.
Sede de Banca March.

La Bolsa europea y las de mercados emergentes son las dos grandes apuestas de inversión de Banca March para el próximo ejercicio. "Creemos que la renta variable tiene potencial para subir aún haciendo unas previsiones macroeconómicas muy conservadoras", ha apuntado hoy Joan Bonet, director de estrategia de mercados de la entidad.

Los mercados de acciones europeos les gustan especialmente porque "los márgenes, los resultados empresariales y la rentabilidad por dividendo siguen haciendo a este activo muy atractivo de cara a 2019", ha explicado el experto en sus previsiones anuales. Desde la firma consideran que la inversión en compañías del índice Eurostoxx 50 puede proporcionar un rendimiento del 10%.

Por sectores, desde Banca March consideran que el tecnológico no presenta síntomas de burbuja "como los que había en 2000" y que el sector financiero "puede ser una oportunidad interesante de inversión en Europa a partir de la segunda mitad del año".

 En cuanto a los emergentes, desde la entidad consideran que las Bolsas asiáticas "se han visto especialmente castigadas este año" y ahora tienen precios atractivos. Argumentan que las perspectivas de crecimiento siguen siendo sólidas y que la guerra comercial desatada entre Estados Unidos y China "probablemente se resolverá pronto, como ya ha pasado con México y Canadá".

Bonet recuerda que hay algunos de los grandes gigantes tecnológicos globales, como Baidu o Tencent, que se han visto especialmente castigados por ser compañías chinas.


Previsiones macro

Banca March prevé que el crecimiento de la economía mundial se desacelere, pero muy progresivamente, al pasar del 3,7% al 3,4%. Desde la entidad descartan que se vaya a producir una recesión en el próximo ejercicio.

Sobre España, Bonet ha situado el crecimiento económico del país en torno al 2,3% para 2019, y el 2,5% para este año, con la demanda interna como uno de los principales soportes, aunque ha advertido que todavía hay ajustes internos pendientes en relación con los desequilibrios fiscales en el sector público.

Según las estimaciones del banco, el crecimiento medio que esperan para la Unión Europea es del 1,6% para el próximo año, y del 1,9% para 2018, un porcentaje inferior al previsto para la economía española, y sitúan al Brexit como uno de los principales riesgos políticos para los mercados.

El equipo de expertos de Banca March prevé que el escenario "más probable" es el de un Brexit suave, mientras que un plan duro para la salida del Reino Unido de Europea sería "muy desfavorable" y contraería el PIB británico más de un 2 % en 2020 y cercernaría cerca de un 0,2 % la economía española.

Otro característica que ha señalado es la "pobre" recuperación de la productividad, que podría mejorar si los países emergentes, que suponen un 60% del PIB mundial, emprenden reformas estructurales e incrementan la inversión en investigación y desarrollo (I+D).

"A pesar de la realidad de un ciclo maduro en Estados Unidos y del incremento de la incertidumbre política, sus indicadores de ciclo todavía asignan bajas posibilidades a que se produzca una recesión en los próximos meses", ha afirmado el director de estrategia de mercados de Banca March.

Respecto a otros activos, la firma recomienda infraponderar la inversión en bonos en las carteras, especialmente la deuda soberana y la deuda corporativa. Solo muestran positivos frente a la renta fija emitida en economías emergentes.

Normas