El Banco de España urge a tomar medidas para devolver el sistema de pensiones al equilibrio

Calcula que la contrarreforma del último año elevará el gasto del sistema en dos puntos de PIB en 2030

El Banco de España urge a tomar medidas para devolver el sistema de pensiones al equilibrio pulsa en la foto

El Banco de España ha vuelto a dar hoy un toque de atención a los legisladores. En un documento de tres páginas ha evaluado los incrementos de gasto que van a suponer las medidas tomadas por el anterior Gobierno del PP --incremento de las pensiones un 1,6% y de las mínimas un 3% y retraso a 2023 del factor de sostenibilidad-- y por el actual Ejecutivo socialista y el Pacto de Toledo --revalorizar las pensiones anualmente con el IPC--, para concluir que si no se toma ninguna otra medida, el gasto en pensiones sobre el PIB se elevará casi dos puntos, pasando a rozar el 14% en 2030. Y en 2050 este aumento de gasto sería de 3,4 puntos porcentuales del PIB.

Ante este escenario, el Banco de España urge a que se tomen medidas. No apuesta por ninguna en concreto, pero sí considera que, "bajo el escenario demográfico y macroeconómico previsto" y, después del incremento del gasto que supondrán la contrarreforma de pensiones de 2013, dichas medidas deberán implicar "aumento de ingresos o reducción de gastos del sistema, con objeto de garantizar su sostenibilidad financiera". Esto es, devolver el equilibrio entre ingresos y gastos al sistema de pensiones.

Si bien, este organismo, admite que sus simulaciones están sujetas "a un grado de incertidumbre no despreciable, dado lo dilatado del horizonte considerado".

El Banco de España ha estimado que, de todas las iniciativas tomadas este año que anulan temporalmente o retrasan la reforma de pensiones de 2012, el acuerdo llegado en el Pacto de Toledo para revalorizar las pensiones, de forma general, conforme al IPC observado, es la que tendría mayor presión sobre el gasto en el largo plazo. Las implicaciones de esta medida, dice el supervisor, "son muy superiores a las derivadas de las medidas adoptadas en los Presupuestos Generales del Estado de 2018".

No obstante, habría que precisar que, para hacer estos cálculos del impacto de revalorizar las pensiones con el IPC, el Banco de España maneja la interpretación del acuerdo del Pacto de Toledo que hacen los partidos de la izquierda parlamentaria, que toman estrictamente el dato de inflación, mientras que el resto de partidos consideran que se podrán tener en cuenta otros factores para esta revalorización.

En cuanto al impacto de las medidas incluidas en los PGE de 2018, este organismo calcula que las medidas en materia de revalorización, que suspenden el índice de revalorización que mandataba que las pensiones subieran un 0,25% mientras el sistema estuviera en déficit, tendrán un impacto de unos 2.500 millones este año y de otros 5.300 millones (un 0,4% del PIB) en 2019.

Mientras que el restraso a 2023 de la entrada en vigor del factor de sostenibilidad supondría, según estas mismas estimaciones del Banco de España, un aumento del gasto anual en pensiones de una décima del PIB en promedio durante la próxima década y de tres décimas de PIB anual durante la década siguiente.

 

 

 

Normas