El fondo de capital riesgo HIG retrasa a 2019 la venta de Compañía del Trópico

Las ofertas recibidas se sitúan por debajo de los 100 millones previstos como precio de partida

Uno de los establecimientos de Café y Té, del grupo Compañía del Trópico.
Uno de los establecimientos de Café y Té, del grupo Compañía del Trópico.

La venta de Compañía del Trópico tendrá que esperar. HIG ha decidido parar el proceso para desprenderse de Café & Té o Panaria, entre otras enseñas. Volverá a probar suerte el año que viene, según indican fuentes financieras a CincoDías.

El fondo capitaneado en España por Jaime Bergel contrató este verano a Arcano para capitanear la desinversión en esta cadena de restauración. Actuaba animada por el buen momento del sector, tras la venta de Goiko Grill a L Catterton (el fondo de LVMH) por más de 100 millones o del 30% de Larrumba a Aurica, el fondo de capital riesgo de Sabadell. O, más recientemente, la venta de Vips a Zena Alsea.

Sin embargo, las muestras de interés de los fondos no alcanzaron las pretensiones de HIG. El objetivo del fondo era captar en torno a los 100 millones de euros, la cifra a la que se tasó Goiko Grill al inicio del proceso. Sin embargo, las ofertas recabadas se quedaron considerablemente por debajo de los objetivos de HIG.

El nuevo plan, según indican estas fuentes, es esperar a que avance el año próximo. Y demostrar con cifras que las valoraciones con las que salieron al mercado estaban justificadas.

Los gastos de personal y una nueva norma contable ampliaron las pérdidas de 2017 hasta los 3,14 millones

Según las cuentas de 2017, las últimas depositadas en el Registro Mercantil, amplió las pérdidas hasta los 3,14 millones de euros frente a los 2,53 millones de 2016. En el ebit también ensanchó las pérdidas desde los 0,18 millones a los 1,24 millones. La empresa justifica este descenso en el cambio de criterio contable por la amortización de activos, la ralentización en los planes de reestructuración de sus establecimientos menos productivos y el alza en los gastos de personal, para lo que puso en marcha un plan de ajuste.

Este descenso obligó también a HIG a renegociar la deuda de la compañía, según se establece en las cuentas. A 31 de diciembre, la cadena de restauración contaba con deudas con entidades de crédito por 13,11 millones de euros. Corresponden con un préstamo suscrito con el fondo de deuda luxemburgués Kartesia por hasta 26 millones, por el que paga trimestralmente el euríbor más un diferencial del 4,75%. En 2017, los intereses que pagó se situaron en 2,78 millones de euros.

Normas