ACS gana una obra de 2.500 millones dentro del proyecto australiano WestConnex

La subsidiaria CPB Contractor se apunta el contrato al 50% con la local John Holland

Sede de ACS en Madrid.
Sede de ACS en Madrid.

El grupo ACS se ha hecho con un nuevo megacontrato en Australia a través de su subsidiaria local Cimic. Una de las filiales de esta última, CPB Contractor, se ha adjudicado el diseño y construcción del proyecto subterráneo Rozelle para enlazar las nuevas autopistas M4 y M5, en el entorno de Sidney.

Las obras ascienden a 3.900 millones de dólares australianos (unos 2.475 millones de euros), de los que 1.950 millones de dólares australianos (1.237 millones de euros) corresponden a la empresa de ACS en función del 50% de participación en un consorcio, JCL Joint Venture, formado con la firma local John Holland.

El WestConnex Link Rozelle Interchange es quizás el proyecto más complejo de la insfraestructura WestConnex, cuya ejecución se llevará 16.800 millones de dólares australianos. Las actuaciones relacionadas con el nuevo contrato de la experta en túneles CPB deberían comenzar en 2019 y concluir en 2023.

Normas