¿Facebook o Linkedin para una pyme o autónomo que quiera anunciarse?

Un analista experto en marketing digital apuesta por el primero, tras comparar datos de coste por clic y segmentación.

facebook linkedin pyme

La inversión total en publicidad digital en España sobrepasa los 1.700 millones de euros. El dato se extrae del el Estudio Anual de Inversión Publicitaria en Medios Digitales 2018 IAB, en el que también se refleja que la inversión crecerá un 10%.

Actualmente, Facebook es la red con más usuarios activos, por lo que se posiciona en toda estrategia de redes sociales para cualquier empresa. Así lo considera al menos Daniel Marote, co-Fundador y socio director de la consultora sobre comportamiento de usuario Hydra.Digital; en un artículo de opinión publicado recientemente en el portal de la Agencia EFE efeempresas.com.

Según afirma Marote, Facebook ofrece múltiples opciones para promocionar el producto o servicio de una manera sencilla, rápida y eficaz. La principal herramienta que hay que utilizar es Facebook Ads, es decir, los anuncios en la propia red.

Una de las formas para valorar lo que puede costar la publicad en una red social es a través del Coste por Clic. Se trata de un método de pago de anuncios online en el que solo hemos de pagar en base a los clics que hace el usuario sobre el banner. Gracias a este método solo se invierte en el momento en que el usuario empieza a navegar por el enlace.

Facebook vs Linkedin

A través del estudio ‘Facebook Ads, CPM, CPC, & CTR por Q1 2018’, realizado por Benchmarks Reports, se descubre que el coste por clic medio global de Facebook es de 0’48 dólares, mientras que el de LinkedIn, la red profesional por excelencia, es de 5’26 dólares. Dato de la ventaja económica que supone la elección de Facebook para publicitarse.

Una de las claves del triunfo de Facebook Ads es la hipersegmentación. Ofrece opciones de segmentación muy avanzadas, que van desde elementos más prácticos, como son el lugar, sexo, edad o idioma, hasta variables como comportamientos como intenciones de compra y uso de dispositivos; intereses, gustos compartidos, actividades y páginas que les gustan; conexiones; públicos personalizados a través de e-mails o números de teléfono y similitud de personas. Es decir, cuanto más local sea el negocio, más definido está el público objetivo y más sencillo será localizarle.

Normas