Inditex frena el ritmo de apertura de tiendas y se aleja de sus previsiones para 2018

Su estimación era alcanzar un saldo de 150 nuevos puntos de venta

A 31 de octubre tenía 33 menos que al cerrar el anterior ejercicio

Inditex frena el ritmo de apertura de tiendas y se aleja de sus previsiones para 2018 pulsa en la foto

Inditex pone freno al ritmo de apertura de tiendas al que ha acostumbrado al mercado en los últimos 20 años. El grupo textil gallego, centrado en su estrategia de integración online y offline, no cumplirá las previsiones que se había marcado al cerrar el último ejercicio para su red comercial física. Para poder hacerlo, deberá abrir dos tiendas al día hasta el 31 de enero, cuando cierra su ejercicio, y no cerrar ninguna. Un ritmo elevado incluso para una empresa que, en los nueve primeros meses del año, ha ganado casi 2.500 millones de euros netos.

La compañía presidida por Pablo Isla, que ha experimentado un crecimiento de sus ventas del 3% en los tres primeros trimestres del ejercicio, fijó una previsión de entre 350 y 400 aperturas brutas para este año, además del cierre de otras 200. En total, al menos 150 aperturas netas. El grupo ejecuta una estrategia de apuesta por grandes tiendas, que absorban la actividad de otras de menor tamaño y que ya no tienen sentido en su modelo de negocio. Ejemplo de ello es su actividad en Bilbao, donde abrió en mayo una nueva flagship en la Gran Vía de la ciudad vasca, con 3.200 metros cuadrados, que absorbió la actividad de cuatro tiendas pequeñas, que echaron el cierre.

La compañía ha venido defendiendo que, pese a que con esta estrategia el número de tiendas se reduce, la superficie comercial se mantiene e incluso aumenta, al igual que las ventas. “No debemos centrarnos en el número de tiendas, sino que tenemos que prestar más atención al crecimiento del espacio, y vamos por buen camino”, apuntaba Pablo Isla en la conferencia con analistas tras los resultados de su primer semestre.

Sin embargo, esta estrategia también era compatible con el crecimiento de su red comercial. Así lo preveía la propia compañía en sus previsiones para este año, que salvo giro en el último trimestre del ejercicio, no cumplirá.

A 30 de octubre de 2018 Inditex contaba con 7.442 puntos de venta, 62 menos con respecto a un año antes, la primera vez que sucede en su historia. Respecto a enero de este año, cierre del ejercicio 2017, la reducción es de 33 establecimientos.

España es el país con más tiendas y también el que más cierres ha tenido: 51. De los 10 mercados en los que tiene más establecimientos, Inditex solo ha tenido aperturas netas en México, con siete, y en Turquía, con cinco. El mexicano, con 399 tiendas, ha superado como cuarto mercado al italiano, que queda con 389.

Para alcanzar las 150 aperturas netas previstas, tendría que abrir 183 entre noviembre y enero, a ritmo de 2 tiendas al día o 14 por semana. Los últimos trimestres suelen ser de especial actividad en este sentido para la textil, aunque nunca a un ritmo tan elevado. Pablo Isla dejó claro el miércoles que la compañía seguirá trabajando en el crecimiento de la red: “Continuamos invirtiendo en la expansión del negocio en nuevos países. Hay oportunidades potenciales de crecimiento”.
En el caso de que la textil cierre el ejercicio con el mismo o inferior nivel de tiendas, se trataría del primer ejercicio en el que esto sucedería desde, al menos, 1994, dato más antiguo disponible. Aún así la compañía estima que la superficie comercial sí aumentará. De hecho, en los últimos ocho ejercicios, siempre lo ha hecho a un ritmo porcentual mayor que el de las tiendas.

A 31 de enero de este año, Inditex contaba con una superficie de venta de 4,74 millones de metros cuadrados, un 7,4% más que un año antes. En los dos anteriores, los crecimientos fueron del 8%. En el caso de las tiendas, el crecimiento en el ejercicio 2017 fue del 2,5%, del 4% en el 2016 y del 5% en el 2015.

Hace diez años, la superficie de venta de Inditex era de 1,91 millones de metros cuadrados, un 60% menos que el último dato conocido. En 2008 el número de establecimientos era de 3.691, un 50% menos.

Estrategia en España

El mejor reflejo de la estrategia de concentración de tiendas que lleva a cabo Inditex es España. Las 1.637 tiendas con las que cerró el tercer trimestre de 2018 son el nivel más bajo desde 2006, cuando tenía 1.628.

El punto máximo lo alcanzó en 2012, cuando la red llegó a 1.932. Desde entonces, y excepto en 2016 cuando cerró con cuatro tiendas más, el grupo ha ido reduciendo paulatinamente sus establecimientos abiertos. Pese a ello, las ventas comparables en el mercado nacional sigue creciendo, como reconoció Isla el miércoles.

El grupo firma un convenio con Médicos sin Fronteras

Aporta 2,5 millones. El presidente de Inditex, Pablo Isla, el presidente de Médicos sin Fronteras en España, David Noguera, y la presidenta internacional de la organización humanitaria, Joanne Liu, sellaron ayer un nuevo convenio de colaboración, mediante el cual Inditex destinará 2,5 millones de euros a programas médico-humanitarios, de emergencias y de atención a refugiados. La textil ha contribuido con 24 millones de euros a este tipo de proyectos de Médicos sin Fronteras desde 2008. “Nuestra colaboración con Médicos Sin Fronteras es una parte esencial de nuestra acción social, que venimos desarrollando desde hace diez años atendiendo a gente con muchas necesidades en diferentes zonas del mundo, particularmente acompañando situaciones de migración forzosa”, valoró Pablo Isla. Dentro de esos 2,5 millones, Inditex destinará 600.000 euro a proyectos de asistencia sanitaria y acceso a agua potable para la comunidad rohingya desplazada desde Myanmar al asentamiento de Cox’s Bazar, en Bangladés.

Normas