Sevilla prefiere que el Estado privatice Bankia con colocaciones "poco a poco"

Sabadell prepara un plan de contingencia de su filial británica TSB ante la expectativa de un Brexit con acuerdo

José Sevilla, consejero delegado de Bankia.
José Sevilla, consejero delegado de Bankia.

La cúpula de Bankia prefiere que la entidad se mantenga independiente y juegue un papel destacado en el mapa bancario actual. Eso es al menos lo que se desprende de las declaraciones del consejero delegado de la firma, José Sevilla, quien apostó hoy por que el FROB reanude la privatización y coloque "poco a poco" el capital que controla en la entidad cuando se den las condiciones oportunas.

La Ministra de Economía, Nadia Calviño, dejó la puerta abierta la semana pasada a que el Estado vendiese "un paquete de control" de Bankia. El FROB tiene el 61% del capital de la entidad financiera que preside José Ignacio Goirigolzarri. El Estado tiene la intención de ampliar el plazo para la privatización de Bankia, que cumple justo en un año. La idea solo está a la espera de introducir una enmienda en una de las primeras leyes que se aprueben.

Sevilla participaba en 14 Encuentro del Sector Bancario' del IESE y EY, donde reconoció que el entorno actual del mercado, con fuertes caídas en la bolsa y sobre todo en los valores bancarios, "complica el proceso" de salida del Estado, dueño actual del 65% del banco, aunque sea la voluntad del Gobierno y del Frob.

Durante su intervención reconoció que la mejora de la rentabilidad "es el gran reto" del sector financiero y no ayuda a recomponerla el entorno actual de tipos ni las crecientes demandas de capital regulatorio.

"Con los tipos de interés bajos podemos ser muy rentables", indicó, para subrayar a continuación que lo que no sostenible durante largo tiempo es el escenario actual de tipos negativos "porque generan distorsiones", sobre todo, a la banca española por el elevado peso de las hipotecas
a tipo variable en su balance.

En cuanto al impacto del capital refirió que la presión "ha sido constante" en contra de mejorar dicho ratio. Según sus cálculos, por cada punto de solvencia de máxima calidad exigida (el denominado CET1) la rentabilidad se ha reducido otro punto y alertó de que la construcción de los nuevos colchones anticrisis que piden los reguladores podría diluirla en otros dos puntos adicionales.

Para encarar el desafío refirió que las entidades deben mejorar el negocio y la eficiencia, aunque cada entidad podrá deberá afrontarlo con sus distintas estrategias.

Sevilla se mostró optimista, sin embargo, porque el BCE ya ha anunciado la retirada de las medidas de estímulo y la evolución de los tipos cambiará; además de que espera que el "crédito tenderá a crecer" después del fuerte desapalancamiento sufrido por las empresas y familias, que hacen que
hoy su deuda sea similar a la de la zona euro cuando en 2008 "eramos los campeones" respecto a su volumen en relación al PIB.

El banquero consideró que aún hay "espacio para las fusiones" pese al profundo proceso de concentración experimentado por la industria, si bien matizó que haya o no operaciones "dependerá mucho del entorno de negocio" y de la voluntad de las entidades.

El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola, ha señalado en las mismas jornadas que el escenario central para la salida de Reino Unido de la UE es mediante un acuerdo, si bien ha reconocido que estas expectativas se han rebajado y que han aparecido "nuevos escenarios", como un 'Brexit duro' o una modificación de los plazos, para lo que el banco ha elaborado un plan de contingencia.

El número dos de Sabadell ha admitido que se ha reducido "un poco" el porcentaje de robabilidades
de un 'Brexit' con acuerdo y que "está todo muy abierto".

Sabadell, que está muy expuesto a Reino Unido a través de su filial británica TSB, ha afirmado que la entidad "está un poco fuera del lío" en el sentido de que está muy enfocada al mercado hipotecario fuera de la capital, por lo que su preocupación está ligada a cuánto se va a ver
afectada la economía del país por el 'Brexit'.

En cualquier caso, el directivo ha afirmado que el banco cuenta con un plan de contingencia y que seguirá de cerca la evolución del proceso de salida de la Unión Europea.

Normas
Entra en El País para participar