Regulación

El Banco de España pondrá límites al crédito para pinchar las burbujas

Fijará criterios de solvencia para los clientes al conceder préstamos y contará con tres herramientas para evitar otra crisis

El Gobierno espera aprobar la autoridad macroprudencial en el próximo Consejo de Ministros del viernes

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España
Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España EFE

El Banco de España recupera nuevamente protagonismo tras varios años en el dique seco. El Gobierno que preside Pedro Sánchez quiere imponer ya las normas, como se había comprometido en su programa electoral, para evitar una nueva y drástica crisis financiera, que según los últimos datos del Banco de España puede costar a los españoles más de 42.000 millones de euros correspondientes a las ayudas a las cajas de ahorros que no podrán recuperarse.
Para ello Economía tiene previsto aprobar en el próximo Consejo de Ministros la Autoridad Nacional de Estabilidad Financiera (ANESFI), que estará integrada por representantes del Ministerio de Economía, Banco de España y Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Cada una de estas instituciones tendrá un papel diferente con un mismo fin, evitar la creación de una nueva burbuja crediticia. Para ello, Economía aprobará una norma que, entre otras cosas, dotará al Banco de España con las herramientas suficientes para controlar una excesiva expansión del crédito.

Una de las principales lecciones aprendidas en la crisis financiera iniciada en 2007, y que ha quedado plasmada en un documento aprobado por el Congreso de los Diputados el pasado 29 de noviembre es que el supervisor bancario pudo hacer más para evitar esta hecatombe económica. Aunque, según los responsables del Banco de España, no contaban con las herramientas para frenar el espectacular crecimento del crédito, sobre todo inmobiliario, origen de la caída del 40% del sistema financiero.

Por ello, Economía permitirá a la institución que dirige Pablo Hernández de Cos imponer límites al aumento del crédito. Aunque para evitar que se produzca un freno en el crecimiento económico por una posible limitación a la financiación de empresas y hogares, el proyecto pasa por poner topes solo al incremento de los préstamos de los sectores que experimenten una mayor expansión con peligro de formar una burbuja.

Este podría ser en la actualidad el caso del crédito al consumo si su expansión en los próximos ejercicios sigue la trayectoria de los dos últimos ejercicios. El Banco de España como el Banco Central Europeo (BCE) llevan meses avisando de su crecimiento, aunque también es cierto que el crédito al consumo apenas tiene un peso de alrededor el 5% sobre la cartera total crediticia.
Los porcentajes que aplicará el supervisor para frenar el aumento crediticio aún no se han fijado.
Otra de las herramientas de las que dispondrá Hernández de Cos será la de exigir más colchón de capital también por la expansión de la financiación a un sector económico determinado. Hasta ahora el Banco de España examina cada trimestre el crecimento del crédito en general, y en función de su expansión puede pedir más capital a las entidades financieras. Pero en este caso no discrimina en función de la tipología del crédito, como ocurrirá una vez que se ponga en marcha Anesfi.

De momento, el crecimiento neto del crédito en España sigue siendo negativo después de 10 años en caída casi libre. Aunque se espera que ya a finales de este año pueda ser el último en negativo, o incluso pueda quedar en creccimiento cero, aunque la paralización durante semanas de la concesión de hipotecas por la inseguridad jurídica que se vivió a consecuencia de las dudas sobre quien tenía que hacerse cargo del impuesto de actos jurídicos documentados frenaron la principal fuente de crédito del país, el de la vivienda.

Por último, la tercera herramienta con la que contará el supervisor bancario español será con la relacionadas con las condiciones de concesión de créditos. Es decir, podrá exigir una seríe de requisitos al cliente que solicite un crédito que demuestren su solvencia para poder hacer frente a los pagos.

Entre las conclusiones aprobadas en la comisión del Congreso que ha investigado durante casi un año y medido la crisis financiera y el rescate bancario ha apoyado por mayoría cambiar los esquemas de supervisión, regular determinados productos financieros y revisar las sanciones que afectan gestores de entidades bancarias. Y es dentro de este escenario donde encaja el desarrollo de Anesfi.

El Congreso, de hecho, ha aprobado crear, además, de esta autoridad macropudencial y otra de protección del cliente financiero (ya aprobada en consejo de Ministros). También son propuestas de la mayoría del Congreso, estudiar la posibilidad de una integración del actual Instituto deContabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) en la CNMV.

Anesfi contará con un comité técnico, que estará formado por nueve representantes de sus organismos integrantes y será presidido por la subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado.

Otras claves

Órgano colegiado. La nueva autoridad macroprudencial tendrá naturaleza de órgano colegiado, sin personalidad jurídica propia y adscrito al Ministerio de Economía y Empresa, aunque con independencia funcional. Sus decisiones tampoco serán vinculantes.

Recomendación europea. Con la creación de Anesfi, España da cumplimiento a la recomendación de la Junta Europeo de Riesgo Sistémica (JERS) que, en 2011, instaba a los estados de la Unión Europea a crear autoridades macroprudenciales nacionales. España es uno de los pocos países que aún no cuentan con esta autoridad.

Informes. Con periodicidad anual, Anesfi elevará un informe a las Cortes de carácter público, en el que se analizarán los principales riesgos para la estabilidad financiera, las medidas macroprudenciales vinculantes adoptadas y las recomendaciones y avisos emitidos.

Normas
Entra en El País para participar