Banca

Orcel podría retrasar su incorporación a Santander al próximo marzo

Onur Genç ampliará previsiblemente sus funciones sobre las que tiene atribuidas ahora Carlos Torres

El banquero de origen turco está pendiente de que el BCE apruebe su entrada en el consejo de BBVA

Orcel podría retrasar su incorporación a Santander al próximo marzo
REUTERS

Los dos grandes bancos españoles, Santander y BBVA, están a la espera de que el Banco Central Europeo, y más concretamente el Mecanismo Único de Supervisión (MUS), aprueben los nombramientos de Andrea Orcel y de Onur Genç, como consejeros delegados de Santander y BBVA, respectivamente. Ambos bancos tienen previsto la incorporación de estos ejecutivos a partir del 1 de enero. En esa fecha estaba previsto que José Antonio Álvarez se haga cargo de la presidencia de Santander España y de la vicepresidencia del consejo del grupo, y dejar su cargo de número dos del gigante bancario, para ser sustituido por Orcel. Sin embargo, todo indica que al final será en marzo cuando se llevará a cabo este relevo.

Al examen que le somete el MUS antes de aprobar su nombramiento, Orcel se ha encontrado con un obstáculo que previsiblemente retrasara su incorporación a Santander, UBS. Su ya antigua casa le ha reclamado que esté al menos seis meses sin poder trabajar en otra entidad financiera, una norma que exigen varias entidades financieras a sus primeros espadas. Esta cláusula, denominada gardening leave (salvaguarda de salida), es un derecho que UBS ha activado para sorpresa del banquero de origen italiano.

En el caso del banquero de origen turco, Onur Genç, no existe ese escollo ya que ahora es el responsable de BBVA en Estados Unidos. El problema en este caso es que debe pasar, como todos los consejeros que se incorporan a un banco, por el mencionado examen del MUS, y puede que se retrase algo más de un mes, según afirman fuentes financieras.

De momento, y según estas mismas fuentes, Onur Genç, tendrá más atribuciones que las que tiene en la actualidad Carlos Torres, que sustituirá a partir de enero a Francisco González como presidente. El BCE, como el Banco de España, no son partidarios de las presidencias ejecutivas, pese a que en España no existe una norma que lo impida. Por ello, el banco azul ha decidido ampliar las funciones de Genç, aunque Torres mantendrá el cargo de ejecutivo, como lo ha sido hasta ahora su antecesor.

Normas
Entra en El País para participar