Albella critica el bajo nivel de ahorro de los españoles en productos financieros

El regulador cree que la querencia por el ladrillo resta crecimiento al PIB

Bestinver y el IESE presentan un Observatorio del Ahorro en España

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella.
El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella.

Los españoles ahorran poco y mal. Esta es la principal conclusión del Observatorio del Ahorro y de la Inversión elaborado por la gestora Bestinver junto con IESE Business School, y ratificado por el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, que hoy ha presentado en público el informe.

El nivel de ahorro de los hogares españoles es “sistemáticamente inferior” a la media de la zona euro, mientras que, el endeudamiento sigue siendo “muy superior”, ha apuntado el máximo responsable del supervisor financiero.

Albella ha recordado que el ahorro en España está en el 5% de la renta bruta disponible, frente al 12% de la media de la zona euro. “Incluso en los años más duros de la crisis, cuando las familias aumentaron mucho su ahorro “por precaución”, estábamos por debajo de los niveles de otros países comparables.

En cuanto al endeudamiento, Albella recordó que llegó a suponer en 2008 el 135% de la renta disponible, una cifra que se ha reducido a día de hoy al 100%. Un nivel aún superior a la media de la zona euro (94%).

El presidente de la CNMV ha enumerado algunas causas que explican estos desequilibrios. Entre ellas citó los bajos niveles de renta de amplias capas de la población, lo que les impide destinar parte de sus ingresos al ahorro. También mencionó la entrada en la zona euro “que abarató mucho los costes de financiación”, y las políticas fiscales que fomentaban la adquisición de una vivienda. Estos factores han hecho de España “un país de propietarios”.

Albella ha defendido la importancia de ir transitando hacia una inversión más diversificada, menos concentrada en el ladrillo. “Sería bueno porque se favorecería el acceso de las empresas a unas fuentes de financiación más baratas y variadas. Esto puede ser claves en momentos de estresamiento del mercado, porque así no serían tan dependientes de la financiación exterior”.

De acuerdo con los estudios internos de la CNMV, la querencia de las familias por la inversión inmobiliaria ha restado varias décimas de crecimiento al Producto Interior Bruto (PIB).

“Desde un punto de vista estrictamente financiero, no es muy razonable concentrar buena parte de la riqueza de las familias en un solo tipo de activos, como es el inmobiliario, en el que el precio se decide casi en exclusiva por el nivel de renta de los españoles”, reflexionó Beltrán de la Lastra, presidente de Bestinver, durante la presentación.

Normas