LaLiga pasa al ataque en China: quiere superar a NBA y Premier como primer torneo extranjero

Ve margen para hacer crecer los 100 millones que ingresa al año allí

Centra su estrategia en colaborar en el desarrollo del fútbol base del país

Sergi Torrents, director de la oficina comercial de LaLiga en China, y Óscar Mayo, director de desarrollo internacional de LaLiga.
Sergi Torrents, director de la oficina comercial de LaLiga en China, y Óscar Mayo, director de desarrollo internacional de LaLiga.

Ser la competición deportiva extranjera más seguida por los aficionados chinos. Ese es el objetivo que se marca la patronal de los clubes de fútbol españoles, LaLiga, que avanza en su estrategia de internacionalización con un ojo en EE UU, donde pretende jugar un partido oficial en enero, y con otro en Asia, sobre todo en el gigante chino, el segundo mercado internacional más importante para el torneo liguero. De hecho, el presidente de LaLiga, Javier Tebas, estará presente en el encuentro que el presidente chino, Xi Jinping, mantendrá hoy con empresarios en Madrid.

La estrategia para desbancar a la NBA y a la Premier League inglesa, las competiciones más seguidas, empezó con la disputa de partidos a las 12 de la mañana en 2011. En 2014 se abrió la oficina comercial de LaLiga en Shanghái, y desde entonces el valor de los derechos audiovisuales del torneo se han multiplicado hasta los 100 millones anuales que figuran en el contrato firmado este año por cinco temporadas, superando por primera vez a la liga inglesa.

“China es uno de nuestros países estratégicos. La oficina de Shanghái es la más grande de las que tenemos por el mundo. Creemos que todavía hay potencial para crecer”, afirma Óscar Mayo, director de desarrollo internacional de LaLiga.

La clave para el crecimiento empieza por la base. En 2015 el Gobierno chino lanzó un plan de reforma integral para potenciar el fútbol nacional, y la patronal se ha centrado en colaborar con él para desarrollar el deporte rey en ese país. Como explica el director de la oficina de LaLiga en Shanghái, Sergi Torrents, uno de ellos es el convenio firmado con el Ceaie, un organismo dependiente del Ministerio de Educación chino, por el cual LaLiga ha enviado cerca de 200 entrenadores españoles a las escuelas públicas chinas desde 2015. Esta semana rubricará un nuevo acuerdo para que las selecciones juveniles chinas entrenen y jueguen partidos en Madrid mientras sus integrantes continúan con su formación, y maneja un proyecto para construir la primera escuela de LaLiga en suelo chino durante 2019.

“Si queremos que se conozca más LaLiga, hay un trabajo de base e institucional y en China lo estamos llevando al máximo”, apunta Óscar Mayo. “Queremos ser la liga internacional más consumida y seguida en China, no solo de fútbol. Todos los indicadores crecen a doble dígito, así que es una ambición alcanzable”, añade.

“China está lejos de España, por eso tenemos que crear vínculos emocionales con el público local”, valora Sergi Torrents, quien explica que el éxito de los equipos españoles en los últimos años en los torneos europeos ha facilitado que el fútbol español gane popularidad. Algo que han aprovechado para ganar presencia en las redes sociales del país, la base de su estrategia digital, que crecerá en las próximas semanas con una aplicación propia en la red WeChat. La oficina que dirige Torrents trabaja con una agencia de comunicación y otra de eventos para potenciar todas las posibilidades de negocio. “Tenemos una buena base de socios, con cuatro patrocinadores. Queremos mantener eso y crecer en acuerdos que nos den visibilidad física y de espacio”, señala Torrents, como espacios temáticos en centros comerciales, concursos o actividades para promocionar los partidos.

Lo que no está sobre la mesa es celebrar partidos oficiales en suelo chino, como sí pretende hacer en EE UU. “Valoramos todas las oportunidades que hagan crecer la competición, pero es muy difícil llevar un partido oficial a China por tiempos, distancias y logística”, analiza Mayo, que sí reconoce conversaciones para celebrar allí varios partidos de pretemporada.

El crecimiento en China ayudará de forma decisiva a que LaLiga consiga uno de sus objetivos más cercanos: superar los 1.000 millones en ingresos por los derechos internacionales y, en “tres o cuatro años”, alcancen los más de 1.100 millones que generan en España.

“Trabajamos sobre el escenario de que se jugará en EE UU”

Girona-Barcelona. El pasado mes de agosto, LaLiga se asoció con la compañía estadounidense Relevent para llevar al menos un partido oficial de la competición estadounidense. Será el Girona-Barcelona previsto para el próximo 26 de enero en Miami. Pese a la negativa de la Real Federación Española de Fútbol y de la FIFA a autorizar el partido, en LaLiga siguen defendiendo que el partido se jugará en Miami. “Queremos ser la mejor liga del mundo y eso exige ser una liga global, y jugar en EE UU es una vía. Creemos que se va a jugar allí, seguimos trabajando en aspectos logísticos, de seguridad o del VAR (el videoarbitraje que ha comenzado a utilizarse esta temporada) como si el partido se fuese a disputar”.

Normas